ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
ENTREVISTA
Compartir en facebook

Uriel García

“El plan del gobierno contra las heladas y el friaje es un desastre”

"No existe un ente gubernamental que se ocupe de ese problema (heladas y friaje) que ahora todos dicen que es multisectorial", señaló Uriel García.
Entrevista: Carlos Noriega

Ex ministro de Salud y miembro del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia, el doctor Uriel García habla en la siguiente entrevista sobre el friaje y las heladas y las muertes de niños por esta razón, que este año se han incrementado respecto al anterior. Cuestiona severamente la respuesta del gobierno a este problema. Pone énfasis en que el origen de la alta mortalidad infantil por el frío y problemas como la anemia y la desnutrición tienen su raíz en la pobreza y la inequidad social.

La mortalidad infantil por el frío es un problema que se repite todos los años. En lo que va de este año, cuando aún no comienza la época de mayor frío, ya han muerto 81 niños menores de cinco años a causa del frío, según datos al 2 de mayo de este año, las últimas cifras oficiales. Esto significa un incremento de la mortalidad infantil por esta causa respecto al año pasado. ¿Qué se está haciendo para enfrentar este grave problema?

Para una buena parte del Perú, para las zonas que están por encima de los 2 mil metros de altitud, el clima siempre es frío. Esto hace que el ambiente sea muy agresivo para los niños, y esto se da desde que nacen. Un niño que está dentro del útero de la madre en plena gestación durante nueve meses vive a 37 grados centígrados, es decir, en un ambiente bastante caliente. Imaginemos a un niño que nace en Puno en un noche de invierno, a dos o tres grados bajo cero, ese niño sufre un impacto brutal al nacer por el frío. Incluso en Iquitos hay una diferencia bastante grande entre el ambiente en el que está el niño dentro de la madre y el que le espera al nacer, al pasar de 37 a 27 grados. De ahí que en todas partes del mundo el ambiente donde da a luz una persona debe estar caliente, debe tener estufa o debe tener un horno con leña…

¿Y los centros de salud, los hospitales, de zonas como Puno no cuentan con ambientes cálidos para el nacimiento de los niños?


No existen en las normas de atención del parto el que al niño recién nacido inmediatamente hay que envolverlo en frazadas calientes. En Noruega, Estados Unidos, inclusive en Lima, hay centros de salud que tienen una mesa donde se recibe al niño y debajo de eso hay una plancha con frazadas calientes y al niño recién nacido se le envuelve con esas frazadas. Hay que proteger del frío al niño recién nacido y mucho más, por supuesto, en lugares como Puno, Cusco, Ayacucho, Huancayo.

¿En el país no hay un protocolo con normas elementales para proteger a los niños recién nacidos del frío inmediatamente después del parto?

Que yo sepa no existe ese protocolo. Y en la sierra de nuestro país, en la casa de la madre donde va a ir la partera a ayudar en el parto, no hay esa conciencia de la necesidad de proteger al niño recién nacido del frío. La madre debería exigir y decir ‘a mi bebé se le tiene que envolver apenas nazca para protegerlo del frío que lo puede matar’. El momento del parto es el momento crítico, es ahí donde comienza el friaje, ahí es donde las defensas del niño bajan completamente. Estoy seguro que la mayoría de esos niños que han muerto por causa del frío son recién nacidos, que están entre 0 y 1 año.

¿Y en los centros de salud tampoco se toman las medidas necesarias para proteger al recién nacido del fío?

No se hace. Los centros de salud, los hospitales, de zonas muy frías, como Puno y otras, no tienen calefacción. Eso es inconcebible, inaceptable. Y las escuelas en las zonas andinas tampoco tienen calefacción. Ese es otro grave problema.

Ponerle calefacción a un centro de salud para atender los partos no implica una gran inversión y medidas sencillas como abrigar al niño con frazadas calientes apenas nace no requieren mayor gasto. ¿Por qué eso no se hace? ¿Hay falta de conocimiento y de conciencia sobre este tema, o hay desinterés en las autoridades sobre este problema que afecta a los sectores de mayor pobreza y exclusión?

Las dos cosas, hay una falta de interés por esos sectores sociales marginados y también falta de conciencia. Un ministro de Salud, o un ministro de Educación, que mande construir un hospital, un centro de salud, o una escuela, sin calefacción, está yendo en contra de la salud y de la educación de los niños. Pero los centros de salud, los hospitales y las escuelas se construyen sin calefacción. Los niños que van al colegio en las zonas andinas tienen que soportar un frío terrible. Es indispensable que los hospitales en todas esas zonas de mucho frío sean dotados de calefacción, que tengan caliente la sala de operaciones, porque es una cosa increíble operar a cero grados de temperatura.

Se suele presentar las muertes de cientos de niños cada año por causa del frío como una consecuencia prácticamente inevitable de las inclemencias del clima, pero en otros países con tanto o mayor frío que las zonas andinas del Perú no tienen esa mortalidad infantil. ¿Por qué?

Porque en esos países hay calefacción en los hospitales, en las escuelas y en las casas. Si en Noruega se le ocurriese a un ministro, o a una municipalidad, a un alcalde, construir un hospital o una escuela sin calefacción, estoy seguro que lo meten a la cárcel. En cambio, en el Perú en toda la sierra se construyen hospitales y escuelas sin calefacción. En la sierra peruana las viviendas no tienen calefacción, hay que dotarlas de calefacción, por ejemplo con técnicas de bajo costo para captar el calor del sol radiante que hay durante el día en la sierra y conservar ese calor para calentar la casa en las noches, como lo hicimos desde el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia en una zona piloto con el proyecto ‘Casitas Calientes’.
"Hay una falta de interés por esos sectores sociales marginados y también falta de conciencia", afirmó el Dr. Uriel García.

¿Estas muertes infantiles por causa del frío, que son muertes evitables, son consecuencia de la pobreza, de la exclusión, de la marginación de poblaciones como las de las zonas andinas, y un reflejo del olvido en el que están estas poblaciones?

Así es. Se dice ‘toda la vida han pasado estas cosas’ y se deja que las cosas sigan igual. Nuestros dirigentes dicen: ‘bueno, siempre han vivido así’. No se tiene conciencia de que esas muertes de niños por el frío son evitables. De esos 81 niños que ya murieron por el frío, con toda seguridad el 100 por ciento pertenecen a la clase más pobre. La mortalidad infantil por frío en los barios de clase media y alta de Puno, de Cusco, es cero. La razón de ese problema de muertes por el frío está en la pobreza y en la inequidad social.

Desde el año 2012 el gobierno implementa todos los años un Plan Multisectorial ante heladas y friaje, que para este año cuenta con un presupuesto de 383 millones de soles. Este año se ha comenzado a aplicar recién a partir del 2 de mayo, cuando en el país ya han muerto 81 niños por causa del fío. ¿Cómo ve este plan y el hecho que se haya implementado recién a partir de mayo?

En primer lugar, tenemos que ir a la raíz del problema. Poco a poco el Ministerio de Salud se ha ido convirtiendo en el ministerio de la curación de las enfermedades. No se tiene el concepto global de lo que es salud, que comprende, en primer lugar, un buen nivel de vida; en segundo lugar, una buena educación; y en tercer lugar, una política de prevención de enfermedades. Se cree que el Ministerio de Salud solamente está destinado a curar enfermedades. Lo de este plan contra las heladas que quiere arreglar el problema del friaje de manera intersectorial indica precisamente eso, es decir, el Ministerio de Vivienda u otra agencia gubernamental tendrá que dotar de viviendas saludables a la población alto andina, como esas que se nos ocurrió en Inversión en la Infancia hace un par de años, pero eso debería estar a cargo del Ministerio de Salud, que también debe ser el encargado de elevar el nivel de vida de la gente pobre, porque la pobreza produce enfermedades. El ministro de Salud, con cierta razón, soplará la pluma y dirá: poner calefacción es responsabilidad de otro ministerio…

¿Este plan multisectorial diluye las responsabilidades entre distintos sectores?

Así es. Este tema debe estar a cargo del Ministerio de Salud, que tiene la responsabilidad de ver en forma integral todos los problemas de la salud. El Ministerio de Salud tiene que actuar como un paraguas para ver los problemas de la salud integral, paraguas bajo el cual actúan otros sectores. El Ministerio de Salud comenzó con esa idea de la salud integral, y del Perú han salido médicos sanitaristas que han contribuido al progreso de la salud mundial, eso ocurrió porque se tuvo ese concepto integral de la salud. Pero ahora lo único que hacemos es sacar médicos especialistas, súper especialistas, para hacer curaciones, curaciones maravillosas, es verdad, pero no existe un plan que valorice al médico general que está en el barrio, en la aldea más pobre, ese médico ya no existe en el Perú. No hay un trabajo en salud preventiva. Esto es la raíz de los problemas de la salud pública, especialmente en las clases de menores recursos.

¿Aunque comienza tarde, cuando ya han muerto más de 80 niños, cómo ve las acciones anunciadas en este plan para enfrentar las heladas y el friaje?

Ese plan me parece un desastre. Efectivamente, comienza muy tarde, cuando el friaje ya está presente, cuando ya han muerto 81 niños. Esto debió comenzarse a trabajar desde el año pasado, a construirse ambientes abrigados. Para el próximo año hay que comenzar ya, ahora. Este no es un plan coherente.  En los tambos que este plan dice se van a construir, los niños no se van a curar de la neumonía por el frío. Esa no es la solución.

¿No hay una política de prevención para evitar estas muertes por el frío y solamente se actúa con medidas paliativas cuando el problema ya está encima?

No existe una política de prevención, o existe muy poco. Lo que ocurre es que no existe un ente gubernamental que se ocupe de ese problema que ahora todos dicen que es multisectorial. En salud, la vacunación es una política de prevención que sí existe, pero la buena vivienda es la mejor política de prevención de las enfermedades. En la sierra no puede haber una vivienda, una escuela, un centro de salud, sin calefacción. Eso atenta contra la salud. Pero sobre eso no se hace nada.

¿Qué se debe hacer para terminar con las cientos de muertes de niños a causa del frío que se siguen repitiendo año tras año?

Sugeriría llegar a los gobiernos locales, regionales, para que tomen conciencia de que la salud debe ser primordialmente preventiva, y que se tenga la conciencia de que la salud no es solo curar, la salud es sobre todo prevenir. El  Ministerio de Salud cada vez más se convierte en un administrador de hospitales y centros de salud para curar, pero no hay una política de salud preventiva, salvo las vacunaciones. Lo primero que se tiene que hacer es una redistribución de la riqueza, de tal manera que esas personas que son atacadas por el friaje, los niños y los adultos mayores, puedan ser alcanzadas por la bonanza económica. Segundo, debe haber un plan para instalar calefacción en todos los centros de salud, hospitales, escuelas, y para poner calefacción con tecnología intermedia en las casas.

Anemia y desnutrición

La anemia infantil afecta en el país a poco más de un millón de niños menores de cinco años, y lo más grave es que en los últimos tres años se ha venido incrementando, y más de 420 mil niños de esa edad tienen desnutrición crónica. Usted decía que no hay conciencia sobre la gravedad del problema de la mortalidad por el frío y que no existe una política de prevención. ¿Hay conciencia sobre la gravedad de la anemia y la desnutrición infantil? ¿Se está haciendo lo necesario por enfrentar estos dos graves problemas?

El Dr. Uriel García sostuvo que "se debe  proteger del frío al niño recién nacido y mucho más,en lugares como Puno, Cusco, Ayacucho, Huancayo".
No se está haciendo lo necesario. Si los niños anémicos, desnutridos, tuvieran medios de coacción, como tomar carreteras, quizá se haría más por ellos.

¿Cómo ve las políticas públicas contra la anemia y la desnutrición infantil?

La política del gobierno frente a la anemia y la desnutrición es la curación. Y la curación es distribuir alimentos y suplementos contra la anemia. Supongamos que comenzamos una agresiva campaña, cubrimos todo el país y reducimos notablemente la tasa de anemia en los niños, pero si es que no dotamos de justicia social a esa familia, al año siguiente van a aparecer más niños con anemia. La desnutrición y la anemia infantil, especialmente la anemia, tienen que ver con el ingreso familiar per cápita. Su causa es la pobreza y por eso tenemos que curar la pobreza. La anemia también tiene que ver, junto con el problema económico, con la falta de médicos generales que estén en los barrios, en las aldeas, como señalaba antes.

¿Priorizar el combate contra la anemia y la desnutrición infantil pasa por priorizar el combate contra la pobreza y la inequidad social?


Así es. La salud pública debe ser una política integral: buena vivienda, buen salario, buena educación, acceso a servicios de curación de salud y a una seguridad para la vejez e invalidez. Cualquier plan curativo de la anemia y la desnutrición, que son una enfermedad, que no vaya acompañado de la elevación del nivel de vida, irá al fracaso. Lo único que se hará es curar esos casos de niños con anemia, y la anemia en las próximas generaciones de niños continuará. Por eso soy un ferviente partidario de la Teología de la Liberación del padre Gustavo Gutiérrez, que va precisamente a combatir la pobreza, que es un insulto a la humanidad.


IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Calle Los Halcones 249 - Urb. Limatambo, San Isidro. Lima, Perú | 422 - 4241 | contacto@inversionenlainfancia.net