ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
EXPERIENCIA
Compartir en facebook
ARCHIVOS RELACIONADOS

En Lamay, Cusco

Programa de crecimiento y desarrollo temprano de la niñez

Lamay es un distrito situado en la provincia cusqueña de Calca, donde en el año 2001 llegó la ONG World Vision con la misión de crear un proyecto piloto destinado a la niñez, que involucrara las áreas de educación, salud y derechos de los niños. Con la participación de la Asociación Ricchary Ayllu de Lamay, este proyecto se puso en marcha dirigido a la primera infancia, con el objetivo de promover el crecimiento y desarrollo temprano (CREDT), desde la gestación de los niños hasta los 3 años de edad, a fin de reducir la desnutrición crónica y la deficiencia de micronutrientes, especialmente la anemia por deficiencia de hierro.

Este proyecto piloto tiene como base a la comunidad. “Lo que se busca es empoderar a los líderes de la zona para que estos mismos tomen las riendas del proyecto y sean ellos quienes velen por el desarrollo de las prácticas enseñadas durante el funcionamiento de la experiencia del CREDT de la niñez en Lamay”, dice Federico Fernández, director de proyecto piloto CREDT en Lamay.

La primera actividad fue la evaluación de la población, seguida de una capacitación, comunicación e información sobre temas como nutrición y estimulación temprana para un adecuado desarrollo de los niños. Luego se inició el monitoreo del crecimiento y desarrollo temprano de los niños del distrito y la promoción de la vigilancia comunitaria para llevar adelante este monitoreo. El proyecto también incluye el fortalecimiento del rol del promotor de salud, de las madres consejeras y de la organización y la gestión comunal. La última etapa del proyecto ha sido la promoción de la construcción de viviendas saludables y de una producción agropecuaria que contribuya a la buena nutrición de los niños.     

Según informes de la evacuación nutricional de niños menores de 3 años realizada por el Fondo de las naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el puesto de Salud de Lamay, en el año 2001 el 65,4 por ciento de los niños menores de 3 años del distrito sufría de desnutrición crónica. Al término de la primera etapa del proyecto, año 2007, este porcentaje había disminuido, según datos de UNICEF, al 40 por ciento.

Al inicio del proyecto solo el 15,4 por ciento de las madres gestantes eran atendidas en el primer trimestre de gestión, sin embargo, al 2007 el índice de atención se había incrementado a 45,5 por ciento. De otro lado, del 43 por ciento de partos institucionalizados la atención se ha elevado al 90,7 por ciento. El peso promedio de los niños al nacer ha aumentando de 2 kilos 730 gramos a 3 kilos 350 gramos.

Federico Fernández asegura que la prevalencia de infecciones respiratorias agudas y de enfermedades diarreicas agudas, el poco consumo de alimentos de origen animal, el deficiente apoyo del padre en el cuidado del niño, la incorrecta higiene personal y del ambiente, y el escaso afecto y estimulación de parte de los padres a sus hijos, tenían como consecuencia un crecimiento y desarrollo temprano deficiente en los niños que limitaba sus capacidades y su potencial humano.

Este proyecto abrió un Centro de Vigilancia Comunitaria en el que se lleva a cabo el trabajo de los promotores de salud y de las madres consejeras. Este Centro de Vigilancia Comunitario realizó un mapa de registro de niños, elaboró fichas de seguimiento del estado nutricional y de la salud de los niños y de las mujeres gestantes y una gráfica de su estado nutricional, organizó visitas domiciliarias de promotores y madres consejeras que son registradas en un cuaderno. En este Centro, se realizan las sesiones de orientación, consejería, estimulación temprana y evaluación nutricional.

Entre los logros alcanzados por este proyecto se encuentran el que 9 comunidades de Lamay ya cuentan con planes de desarrollo estratégico con énfasis en el bienestar de la niñez, y 13 comunidades apoyan el trabajo de los promotores de salud y de las madres consejeras. Asimismo, señala Fernández, ahora los padres estimulan más a sus niños menores, hay un mejoramiento del orden y la higiene en la vivienda familiar, se ha incrementado la afectividad de padres a hijos, y hay una disminución del alcoholismo y de la violencia en las familias y comunidades.

La experiencia del CREDT fue tomada como modelo para el Plan de Emergencia Infantil de la Región Cusco 2004-2006 y fue ganadora a nivel nacional como experiencia exitosa en la lucha contra la desnutrición crónica, concurso organizado por el Centro Nacional de Alimentación y Nutrición del Ministerio de Salud.

Actualmente, el programa se encuentra en la fase de transferencia a los líderes formados en Lamay y a las autoridades locales. Los nuevos retos comprenden la replica del programa en nuevas áreas de intervención, es decir, extender el programa a otras zonas. Ya se ha programada la puesta en marcha de este proyecto en otros tres distritos rurales de Cusco.

IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Av. José Ramirez Gaston 235 Miraflores. Lima, Perú | 422-4241 | contacto@inversionenlainfancia.net