ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
NOTICIA
Compartir en facebook

Diversos sectores cuestionan propuesta del Congreso

Expertos opinan sobre nuevo Código del Niño y Adolescente

Sobre el dictamen del nuevo Código del Niño y Adolescente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso opinan: Eduardo Vega, defensor del Pueblo; José Rivero, educador y miembro del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia y del Consejo Nacional de Educación; Ana María Márquez, abogada del Colectivo de Organizaciones de Defensa de la Infancia y la Adolescencia; Salvador Cebrián, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional por los Derechos del Niño, Niña y Adolescente (CONADENNA); el padre Ricardo Morales, educador, presidente del Fondo Nacional de Desarrollo de la Educación Peruana (FONDEP) e integrante del Grupo Inversión en la Infancia; Cecilia Blondet, directora de Proética; y Alejandro Cussianovich, educador y miembro del Grupo Inversión en la Infancia.


Eduardo Vega: “Hay necesidad de incorporar a los niños en las decisiones que se toman en torno a ellos”

“En la propuesta de este nuevo Código del Niño y Adolescente se ha perdido el énfasis que se tenia en torno al castigo físico y humillante como una forma de violencia; eso no está claramente especificado en el actual proyecto y requiere una reflexión adecuada. Debe ser evaluado lo relacionado a la participación de los niños, niñas y adolescentes, ya que hay mucha experiencia de participación a nivel regional, municipal, estatal, lo cual no está claramente recogido en este proyecto de Código. Hay la necesidad de incorporar a los niños en las decisiones que se toman en torno a ellos. Es necesario que los adolescentes tengan acceso a información y asesoría relacionada a salud sexual y reproductiva. Este Código no les da un acceso libre a esa información. También se ha omitido en el nuevo código colocar el término niñas. Es bueno que se restablezca el lenguaje inclusivo de género porque se debe visibilizar la situación de las niñas, ya que tienen problemáticas específicas”.


José Rivero: “Esta reforma del Código trata al niño y al adolescente como minusválido”

“Esta reforma del Código trata al niño y al adolescente como minusválido. No se les considera personas, sujetos de derecho, con necesidades propias, una de las cuales es la necesidad de expresarse, que la propuesta de nuevo Código recorta. Decir que los niños, niñas y adolescentes no pueden opinar y participar va contra toda la ciencia actual que estimula que el niño desde que nace tiene que aprender a ser autónomo. ¿Qué se gana con un Código que oculta información sobre la vida sexual a los adolescentes sabiendo que el embarazo precoz es uno de los problemas más serios  en el país? Esta ausencia de posibilidades de que los niños, niñas y adolescentes se expresen, como la ausencia de posibilidades de que los adolescentes se informen sobre la vida sexual, señalaría que estamos frente a un típico caso de una acción bien intencionada pero bastante oscura y deficiente. Hay una urgente necesidad de debate sobre este tema, que no solo se debe dar en el ámbito del Congreso. No entiendo cómo se puede decir que este es un problema de izquierda y derecha, de mayor o menor liberalismo, eso es absurdo. Con este tipo de perjuicios estamos llegando a un nivel de oscurantismo muy preocupante”.


Ana María Márquez: “No podemos pedir que los derechos de opinión de los niños, niñas y adolescentes estén supeditados a lo que decidan y autoricen sus padres”

“Nos parece importante que se reconozca la autoridad y la función de los padres, pero no podemos pedir que los derechos de opinión de los niños, niñas y adolescentes estén supeditados a lo que decidan y autoricen sus padres. El niño no solamente tiene derecho a expresarse en el ámbito familiar. En el caso de la educación sexual y reproductiva, si es que no se incluye la obligación del Estado de proveer esta información estamos dejando de manera exclusiva la responsabilidad en la familia, cuando el principal responsable de garantizar ese derecho es el Estado. El Código no prohíbe el castigo físico y humillante en la familia, en este tema es importante que los padres sepan que sus responsabilidades tienen que ejercerlas sin usar violencia, y el castigo es una forma de violencia hacia los niños. Sobre el lenguaje utilizado en el Código, que no incluye el término “niña”, hay una ley de igualdad de oportunidades para varones y mujeres que señala de manera expresa que es obligación del Estado incorporar y promover el uso del lenguaje inclusivo en todos los documentos públicos. Este proyecto de Código privatiza al niño, lo vuelve un sujeto de responsabilidad del seno familiar y permite que el Estado se desentienda de algunas de sus responsabilidades. El tema de la infancia no tiene que ver con posiciones de izquierda o de derecha, de liberalismo o conservadurismo. Esta visión es un problema de congresistas que tienen una visión retrógrada de la infancia. Esa postura es preocupante”.


Salvador Cebrián: “Si este proyecto de código se aprueba como está estaremos  desconociendo el derecho de los niños a participar en diversos escenarios”

“Nos preocupa que este proyecto de Código limite el derecho de voz y participación de los niños, niñas y adolescentes. Si este proyecto de Código se aprueba tal como está, estaremos  desconociendo el derecho de los niños, niñas y adolescentes a participar en diversos escenarios. Tenemos actualmente el Consejo de Niños, Niñas y Adolescentes a nivel nacional, donde hay una representación activa de niños que buscan participar en los debates sobre políticas públicas. También está instalado el Consejo de Niños, Niñas y Adolescentes de Lima Metropolitana, entre otros consejos que van a ser instalados por otras municipalidades de Lima y del interior del país. Esta estructura de participación de los niños, niñas y adolescentes que empieza hoy a generarse se vería amenazada de aprobarse este nuevo Código”.


Padre Ricardo Morales: “El niño es sujeto de derechos y como tal también sujeto de opinión”

“El niño es sujeto de derechos y como tal también sujeto de opinión. Hay evidentemente un énfasis de la autoridad de los padres, eso nadie lo va discutir, no estamos exigiendo que los padres no intervengan, sin embargo, tienen que compartir su responsabilidad con el colegio y la comunidad, que son los lugares donde el niño también se desarrolla y forma sus capacidades.  La escuela es una extensión de los padres, ya que delegan su autoridad al maestro. Deberíamos abrir un diálogo amplio sobre la infancia, de modo particular sobre las niñas, que nos ayudaría a entrar de lleno en todos los aspectos que preocupan en relación a este nuevo Código”.


Cecilia Blondet: “Cuanto mejor sea la formación de los niños y niñas en el campo sexual mejor va a ser su capacidad para tomar decisiones informadas”

“En la propuesta de este nuevo Código hay un retroceso en la definición de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Su derecho a la información sexual asusta a mucha gente. Pero no podemos cerrarles el campo de la salud sexual y reproductiva porque la mejor manera de reducir los niveles de embarazo adolescente, los riesgos del aborto, los embarazos no planeados y las parejas mal constituidas, no es con una mayor severidad en las leyes, sino, más bien, con mayor educación. Cuanto mejor sea la formación de los niños y niñas en el campo sexual mejor va a ser su capacidad para tomar decisiones informadas. Si bien mucha gente está preocupada por el libertinaje que se da ahora, combatir con más rigidez estos problemas no es la forma de solucionarlos”.


Alejandro Cussianovich: “Los adolescentes tienen derecho a decir y opinar sin necesidad de un apoderado”

“Vamos a cumplir 23 años de la Convención sobre los Derechos del Niño y quienes tienen que legislar en el país pareciera que no la conocen. No conocen, por ejemplo, que el hecho de participar es una manera de existir social y políticamente, incluidos los niños y las niñas. A nivel del Poder Legislativo hay un desconocimiento de lo esencial de esta Convención. Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a decir y opinar sin necesidad de un apoderado, eso significa una sociedad donde los adultos no nos creemos los que tomamos todas las decisiones sobre ellos. Con este Código se están vulnerando los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes. Felizmente no han sacado del Código el interés superior del niño”.

IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Av. José Ramirez Gaston 235 Miraflores. Lima, Perú | 422-4241 | contacto@inversionenlainfancia.net