ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
OPINION
Compartir en facebook

Padre Gastón Garatea, miembro de Inversión en la Infancia:

Una señal de alarma a favor de la infancia y niñez del país

En nuestra sociedad hay de repente algunas llamadas de alarmas que nos producen admiración, asombro, que nos dejan, a veces, sin saber qué hacer.  Estos temas que tenemos últimamente son la violencia sexual, la violencia física, el hambre y la pobreza, que afectan sobre todo a nuestra infancia y niñez.


Según datos del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, más de 21 mil menores fueron víctimas de violación solo en los últimos cuatro años. Se trata de un promedio de 15 menores ultrajados a diario. Ahora mismo, mientras escribo estas líneas, podrían haber menores sufriendo violencia sexual.


También producto de la pandemia, la pobreza se ha incrementado en 9,9%. Esto significa que hay unos 11 millones de personas en el país que viven en situación de vulnerabilidad, y son los niños quienes más sufren cuando se presentan estas situaciones.


El 51.0% de los hogares del país se encuentran en riesgo de pasar hambre, es decir, con inseguridad alimentaria, de los cuales 3.5% de los hogares se encuentra en inseguridad alimentaria severa, según el estudio de Evaluación de la Seguridad Alimentaria ante Emergencias (ESAE) 2021.


Además de todo lo mencionado, ya UNICEF advirtió que en los dos últimos años alrededor de 705.000 niños, niñas y adolescentes han dejado o están en riesgo de dejar la escuela, lo que equivale al 10% de los matriculados y la cifra tiende al aumento cuando acabe el proceso de matrícula de este año.


Todos estos datos deben dejarnos muy indignados. La mayoría de ciudadanos no sabe qué hacer; sin embargo, sabemos que tenemos algo que hacer. Nuestra sociedad está enferma y lo que vemos en la sociedad actual son los síntomas de esta enfermedad. Estos datos nos dejan estupefactos. Pero por mucho que nos admiremos, existen. Y frente a esto, tenemos que hacer algo.


Hay dos dimensiones que tenemos que mirar. ¿Qué está pasando? Ya tenemos los datos. Pero lo fundamental, quizá, no está. ¿Cómo prever que aumenten estos datos? ¿Qué enfermedad tiene el país, para buscar el tratamiento? Nos queda buscar estas respuestas más allá de los especialistas. Hay que tener una señal de alarma fuerte porque estos datos no pueden seguir aumentando en una sociedad civilizada como pretendemos que sea la nuestra.


Desde el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia, queremos hacer un llamado a todas las instituciones que tengan bien acogerse con nosotros para hacer algo. ¡Esto no puede seguir! Y esto hay que hacerlo de forma sistemática. La prevención tiene que ser una corriente que nos lleve a todos a hacer algo. Pero hacerlo, no basta saberlo. Hay que hacer algo a fin de parar esto que nos impide ser una sociedad humana.


IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Av. José Ramirez Gaston 235 Miraflores. Lima, Perú | 422-4241 | contacto@inversionenlainfancia.net