ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
OPINION
Compartir en facebook

Salvemos el futuro de la patria: nuestros niños

Por: Yehude Simon Munaro*

Durante décadas se ha hablado mucho de la desnutrición,anemia, cáncer  y tuberculosis infantil. Los presidentes de la República en sus mensajes hacen referencia a estos graves problemas de salud que vienen afectando a los niños a lo largo y ancho del país. Frente a esta dramática realidad asumen el compromiso de derrotar esos males. Al concluir sus  mensajes los aplausos no se dejan esperar y la esperanza de la promesa empeñada despierta emociones, esperanzas y la fe en el cumplimiento por su significado. No dudo de la sinceridad de los compromisos y la buena voluntad. Sin embargo basta recorrer el mundo rural, visitar las miles de escuelas hasta los asentamientos humanos en las ciudades para confirmar que se ha avanzado muy poco. 

Como se sabe la anemia es una enfermedad grave que afecta principalmente a nuestros niños. Se calcula que tenemos cerca de un millón de niños anémicos y más de trescientos mil desnutridos. Cifras que aterran.

Hay un largo camino que recorrer para lograr un país libre de estos males.

Primero: entender que esta tarea es un deber no solo del Estado. Nuestra sociedad civil debe ser partícipe de la tarea. Sé que existen personalidades que ya trabajan silenciosamente en regiones con muy buenos resultados como es el caso de Huancavelica y Piura.

Segundo: el Estado debe transferir los presupuestos dados, para enfrentar la desnutrición y anemia,a las regiones.

Hay gastos en el Ministerio de Salud que pueden evitarse confiando que los gobiernos regionales tienen la capacidad de hacer bien las cosas.

Tercero: Resolver definitivamente los problemas de agua y desagüe que afectan en todo el país y principalmente a las zonas rurales.

Cuarto: gobernadores y alcaldes deben asumir, como responsables políticos de región y ciudades, sus liderazgos. Ellos son los llamados a dirigir y controlar bajo su propias responsabilidad las campañas. 

Quinto: Hay necesidad de aunar esfuerzos la sociedad  con sus empresarios y gobierno central para desarrollar un plan único.

Sexto: Profundizar y fortalecer el papel de la escuela.Directores, profesores,trabajadores y padres de familia deben estar unidos por la causa.

Una cosa final y dolorosa: hace algunos días visité colegio Jorge Basadre del distrito El Agustino y encontré niños con tuberculosis crónica. Inmensa tarea nos queda como ciudadanos. Tengo la esperanza que si tengamos algo que celebrar en el bicentenario: nuestro Perú libre de anemia, desnutrición, cáncer y tuberculosis infantil. Hagamos el esfuerzo de salvar a nuestros niños de estas enfermedades y demostremos que todos juntos,unidos y solidarios lograremos el éxito.


*Yehude Simon Munato, gerente de la Mancomunidad Nor oriental.


IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Avenida José Pardo 741, Miraflores. Lima, Perú | 422 - 4241 | contacto@inversionenlainfancia.net