ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
NOTICIA
Compartir en facebook

De acuerdo al estudio de la FAO

Hay 800 millones de personas en el mundo que sufren de hambre

Jazmine Casafranca, asociada de Programas de la FAO.
De acuerdo al estudio “Hambre Cero” elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), conjuntamente con el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), en el mundo hay 800 millones de personas que carecen de alimentos suficientes para alimentarse adecuadamente, las que viven principalmente en las zonas rurales.

Este estudio “Hambre Cero”, presentado por la FAO el 10 de julio en Roma, señala que se requiere una inversión de unos 267 mil millones de dólares anuales durante los próximos 15 años para lograr la meta mundial de hambre cero para el año 2030, lo que representa un 0,3 por ciento del PBI anual mundial.

La asociada de Programas de la FAO, Jazmine Casafranca, en entrevista dada al programa Opinión de Salgalú Tv Online (www.salgalu.tv), afirmó que es necesaria “una mayor inversión en agricultura y en mejorar la productividad rural, y también en protección social, para reducir la inseguridad alimentaria que sufren tantas personas; esos son los dos grandes retos que plantea el estudio”. 

La funcionaria de la FAO indicó que el problema del hambre en el mundo no se debe a una falta de alimentos, sino a una mala distribución de los alimentos. “Existen alimentos suficientes en el mundo para todas las personas, pero el problema es el acceso a los alimentos. El bajo nivel de ingresos no les permite a estas personas, que en el mundo son 800 millones, especialmente de las áreas rurales, acceder a estos alimentos”. 

“El 78 por ciento de las personas en el mundo que sufren de pobreza, las que en su mayoría sufren de hambre, viven en las zonas rurales. Paradójicamente, las personas que en las zonas rurales producen los alimentos que consumimos todos, son las que menos acceso tienen a estos alimentos”, sostuvo Jazmine Casafranca.

El estudio “Hambre Cero” destaca que el 60 por ciento de los 267 mil millones de dólares anuales que se requieren para terminar con el hambre en el mundo para el año 2030 debe estar destinado a la inversión en la agricultura y su productividad para mejorar la calidad de vida y los ingresos de los productores agrarios, y el otro 40 por ciento a la protección social.

En diciembre de este año, Naciones Unidas aprobará una nueva agenda mundial para el desarrollo, que reemplazará a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, establecidos para el período entre los años 2000 y 2015. Se ha propuesto incluir en esta nueva agenda, llamada ‘Objetivos de Desarrollo Sostenible’, la eliminación de la subalimentación crónica para el año 2030. “Eliminar el hambre para el año 2030 debe ser un compromiso que los países adopten como parte de estos nuevos objetivos para el año 2030”, señaló Casafranca.

Visión sobre el Perú

“El Perú ha hecho un esfuerzo significativo en la reducción de la pobreza, a través de los programas sociales, pero el gran reto es convertir a los programas de protección social (como Juntos) en programas que generen la independencia y el acceso de las personas pobres a los mercados”, indicó Jazmine Casafranca, asociada de Programas de la FAO.

Casafranca  refirió que en el Perú es débil el desarrollo de capacidades de las personas pobres, como los pequeños productores agrarios, y su acceso a los mercados. “No existe una política para mejorar la productividad agraria, los ingresos y el acceso a los mercados de los pequeños productores agrarios. El Perú sigue produciendo alimentos sin añadirle valor agregado y eso está impidiendo que las condiciones de las personas rurales mejore adecuadamente", afirmó Jazmine Casafranca.

IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Calle Los Halcones 249 - Urb. Limatambo, San Isidro. Lima, Perú | 422 - 4241 | contacto@inversionenlainfancia.net