ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
NOTICIA
Compartir en facebook

Informe de la Defensoría del Pueblo

Denuncian mala atención en salud a población indígena amazónica

Tras la supervisión que realizó la Defensoría del Pueblo a 47 establecimientos de salud de igual número de comunidades indígenas amazónicas, se concluyó que éstos brindan una mala atención a los pobladores de estas comunidades. Incluso se han denunciado maltratos a los pobladores indígenas que acuden a estos centros de salud. Esto, se señala, impide a la población indígena ejercer plenamente su derecho a la salud.

Esta supervisión fue realizada entre setiembre y noviembre de 2013 en las comunidades indígenas de las regiones Amazonas, Junín, Pasco, Ucayali, Loreto, Huánuco y Madre de Dios.

Con los resultados de este estudio, la Defensoría del Pueblo invocó al Ministerio de Salud (MINSA) a destinar en forma urgente un mayor presupuesto a los centros de salud de estas zonas indígenas e incrementar el personal médico en dichas comunidades.

“Se requiere establecer un régimen laboral que incentive la prestación de servicios de salud en zonas donde existe una alta rotación del personal o el número de plazas convocadas quedan desiertas por encontrarse en comunidades indígenas de difícil acceso geográfico”, señaló el defensor del Pueblo, Eduardo Vega, en la presentación de los resultados de esta supervisión a las centros de salud de las comunidades indígenas amazónicas, realizada el 7 de enero.

Respeto a la cultura indígena

La Defensoría del Pueblo indica en su informe la necesidad de capacitar con un enfoque intercultural al personal médico que trabaja en estas comunidades indígenas para mejorar la atención y evitar malos tratos a los pobladores. Se destaca la necesidad de que el sistema de atención de salud reconozca e incorpore los conocimientos y prácticas de las comunidades indígenas, a fin de superar las barreras culturales, los maltratos y discriminación a los pobladores. Se recomienda la creación de una instancia dentro del MINSA encargada de promover un enfoque de interculturalidad en todos los niveles del sistema de salud y adecuar los protocolos de atención a la población indígena.  

“Muchos profesionales que se envían a distintas zonas del país van sin tener la preparación, el conocimiento, ni la actitud adecuada hacia realidades determinadas, como las de comunidades nativas y poblaciones indígenas. Esto genera, a veces, actos de discriminación, y lo que está sucediendo es que al verse maltratados, los usuarios no vuelven al establecimiento de salud”, declaró Daniel Sánchez, jefe del programa de Pueblos Indígenas de la Defensoría del Pueblo, en entrevista con el Blog Inversión en la Infancia.

La Defensoría del Pueblo resalta la necesidad de fortalecer la prestación de los servicios de salud en las comunidades indígenas más alejadas y dispersas de la Amazonía. “Hay comunidades que tienen 100 personas, a cinco horas se encuentra otra con 150 personas, y así sucesivamente. Establecer centros de salud en la Amazonía no puede tener un criterio demográfico; no existe un plan que permita brindar una atención adecuada a estas comunidades. Por ejemplo, en la comunidad nativa de Pauti, en el distrito de Raimondi (provincia de Atalaya, en la región Ucayali), hay un solo técnico de salud, y éste tiene que brindar atención a otras 13 comunidades nativas. Algunas de ellas se encuentran a varias horas de distancia”, indicó Daniel Sánchez.  

Reforma de la salud

El jefe del programa de Pueblos Indígenas de la Defensoría del Pueblo señaló que esta supervisión “se llevó a cabo en el marco de la anunciada reforma de la atención en salud a nivel nacional”, que el año pasado anunció la ministra de Salud, Midori de Habich, para realizar un conjunto de cambios destinados a mejorar el servicio de salud. “Por ello creímos conveniente que en el marco de esta reforma pudiéramos alcanzar sugerencias que permitan brindar una mejor atención en salud a la población indígena”, señaló Daniel Sánchez

Las 47 comunidades nativas amazónicas que fueron incluidas en esta supervisión sobre la calidad de la atención de salud, se encuentran ubicadas en los distritos de Imaza (provincia de Bagua, región Amazonas); Pangoa (provincia de Satipo, región Junín); Puerto Bermúdez (provincia de Oxapampa, región Pasco); Sepahua y Raymondi (provincia de Atalaya, región Ucayali); Andoas y Contamana (provincia de Datem del Marañón, región Loreto); Puerto Inca (provincia de Puerto Inca, región Huánuco); y Manu (provincia de Manu, región Madre de Dios).

IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Av. Javier Prado Oeste 1586 ofc. 201 San Isidro. Lima, Perú | 422-4241/222-0919 | contacto@inversionenlainfancia.net