Edición 37
Edición Especial
ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
NOTICIA
Compartir en facebook
ARCHIVOS RELACIONADOS

Una lección que va más allá de la vida

Vida maestra

La educación está de luto. Uno de sus máximos representantes, el filólogo, lingüista y docente universitario, Luis Jaime Cisneros Vizquerra, falleció el pasado jueves 20 de enero en una clínica local a consecuencia de una enfermedad pulmonar. Con su deceso se extingue la luz que guió a varias generaciones de alumnos, muchos de los cuales hoy son destacadas figuras del país.  

Luis Jaime Cisneros nació en Lima el año 1921, fue hijo del periodista y diplomático Luis Benjamín Cisneros y de Esperanza Vizquerra. A los cuatro años de edad viajó a Buenos Aires, Argentina, donde, tiempo después, estudiaría medicina y filología. Luego de 26 años fuera del país, Luis Jaime Cisneros regresó al Perú para continuar con sus estudios, graduándose en 1955 como doctor en Letras en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Cisneros comenzó su carrera como docente universitario en 1948 en las universidades de San Marcos y Católica. En 1969 fue  nombrado Decano de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas en las áreas de filología, estilística y filosofía de la lengua en la Universidad Católica del Perú, cargo que ejerció hasta 1971.

“Fue mi maestro. Yo lo conocí como mi maestro en el año 1954. Fue mi profesor en San Marcos, en un curso de literatura española del Siglo de Oro (…) Creo que fue, sobre todo, un gran maestro por cuyas aulas pasaron miles de estudiantes de muchas generaciones y creo que todos lo recordamos con admiración y cariño”, dice, sobre Luis Jaime Cisneros, el Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, recordando aquellos años universitarios.

Pero su aporte a la educación fue más allá de las aulas. Luis Jaime Cisneros es reconocido por la publicación de diversas obras, destacando aquellas dedicadas a la filología y la lingüística, tales como: El lazarillo de Tormes (1946), Formas de relieve en el español moderno (1955), El estilo y sus límites (1954), Lengua y estilo (1959) y Lengua española (3 volúmenes, 1960, 1961 y 1966). También publicó, en colaboración con otros académicos, obras como: Temas lingüísticos, con José Luis Rivarola (1964), Lenguaje, literatura, con María Cecilia Cisneros y Abelardo Oquendo (1998) y Teologías, acontecimiento, silencio y lenguaje, con Gustavo Gutiérrez (1998).

Estos y otros aportes a la lengua castellana le permitieron ocupar importantes cargos académicos, como el de presidente de la Academia Peruana de la Lengua, entre 1991 y el 2005, y ser nombrado miembro de la Real Academia Española, de la Academia Norteamericana de la Lengua Española y de la Academia de Letras de Uruguay. Recibió la Orden El Sol del Perú en el grado de Gran Cruz en el 2006 y las Palmas Magisteriales en el grado de Amauta en 1992.

“Luis Jaime Cisneros fue un profesor, amigo, un padre espiritual de muchos escritores y discípulos en el Perú. Su labor como intelectual es muy conocida, no solo como maestro de aula, sino también por sus libros”, lo recuerda así Marco Martos, poeta, ex alumno de Cisneros y actual presidente de la Academia Peruana de la Lengua.

En el ámbito político y social, Luis Jaime Cisneros mostró un gran interés por rescatar los valores civiles y democráticos de nuestra sociedad. Participó en la fundación del Partido Demócrata Cristiano del Perú en 1956 y en la Asociación Civil Transparencia en 1994. También es reconocida su labor en el mundo del periodismo. Fue director del diario La Prensa entre 1976 y 1978 y del diario El Observador entre 1981 y 1983. Colaboró con sus artículos con diversos medios de comunicación. Sus últimas colaboraciones se publicaron en su columna Aula abierta, en el diario La República, en la que reflexionaba sobre la educación en el país.

El maestro Luis jaime Cisneros participó en noviembre de 2008 en la reunión que dio origen a la creación del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia. En este blog reproducimos el texto que escribió para esa ocasión: "La inversión en la infancia me reconcilia con la vida".

Luis Jaime Cisneros más que un maestro fue un orientador que supo guiar a los jóvenes hacia el mundo de las letras, el lenguaje y la literatura, fue el profesor que iba más allá de las aulas de clases para transmitir sus conocimientos, el docente que leía “El Quijote” y a Jorge Luis Borges en voz alta, el lector voraz que prestaba sus libros a los alumnos. El catedrático querido, respetado y admirado por estudiantes, colegas y amigos. El hombre que seguirá dándonos lecciones más allá de su partida.


IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Calle Los Halcones 249 - Urb. Limatambo, San Isidro. Lima, Perú | 422 - 4241 | contacto@inversionenlainfancia.net