ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
NOTICIA
Compartir en facebook

Apurímac, Ayacucho y Huancavelica

Mancomunidad de los Andes prioriza atención a la primera infancia

Maciste Díaz presidente regional de Huancavelica; Wilfredo Oscorima, de Ayacucho; y Elías Segovia, de Apurímac, han creado la Mancomunidad Regional de los Andes.
Los gobiernos regionales de Apurímac, Ayacucho y Huancavelica, que vienen trabajando conjuntamente como Mancomunidad desde junio de 2011, han formado la Mancomunidad de los Andes. La decisión se tomó en una Asamblea realizada en Lima, el 23 y 24 de agosto. Estas tres regiones se han comprometido a priorizar la atención a la primera infancia, poniendo énfasis en la erradicación de la desnutrición crónica infantil y la universalización de la educación inicial.

La atención a la primera infancia estará enmarcada en la estrategia “Niñez andina competitiva”. Se señala que para erradicar la desnutrición crónica infantil se debe incrementar la inversión para asegurar un acceso universal de la población a los servicios de agua y saneamiento, ya que –se indica- la carencia de estos servicios básicos es causa de una serie de enfermedades en los niños, lo que contribuye a la desnutrición infantil.

Además del desarrollo social, con énfasis en la atención a la primera infancia, otros aspectos priorizados por la Mancomunidad de los Andes serán el desarrollo económico priorizando el impulso al turismo, el cuidado del medioambiente y el fortalecimiento institucional para mejorar la capacidad de gestión de los gobiernos regionales y locales. 

Situación de la primera infancia

Huancavelica tiene el mayor índice de desnutrición crónica infantil del país, con 54,2 por ciento de los niños menores de cinco años afectados por este grave problema. Según el Infobarómetro de la Primera Infancia del Grupo Inversión en la Infancia, esto significa que 35 mil 481 niños de esta región padecen de desnutrición. En Apurímac la desnutrición crónica infantil llega al 39,3 por ciento (21,786 niños menores de cinco años) y en Ayacucho es de 35,3 por ciento (29,297 niños). Apurímac y Ayacucho son, después de Cajamarca, la tercera y cuarta región del país con mayor nivel de desnutrición crónica infantil.  El promedio nacional de desnutrición infantil es de 19,5 por ciento.

Huancavelica también es la región del país con el mayor déficit en cobertura de agua y saneamiento. En esta región, el 66,3 por ciento de las viviendas, es decir 77,735 viviendas, no tiene acceso a agua potable, y el 82,2 por ciento (91,481 viviendas) no cuentan con una fuente segura de saneamiento. Por su parte, en Apurímac el 45,9 por ciento (48,052 viviendas) no tienen agua potable, y 69,8 por ciento (73,122 viviendas) no tienen acceso a servicio de saneamiento. En Ayacucho, el 44,7 por ciento de las viviendas (70,670) no tiene agua potable y 65,8 por ciento (104,085 viviendas) no cuentan con una fuente adecuada de saneamiento. El promedio nacional de falta de acceso a agua y saneamiento es de 28,6 por ciento y de 34,9 por ciento, respectivamente.

Como en los casos de desnutrición crónica infantil y falta de acceso a agua y saneamiento, Apurímac, Ayacucho y Huancavelica también tienen un nivel de no asistencia a educación inicial mayor al promedio nacional, que es de 47,7 por ciento. En Huancavelica, el 63 por ciento de los niños entre 3 y 5 años no asisten a educación inicial, es decir 22,418 niños están al margen del sistema educativo; en Ayacucho, el 60,8 por ciento, 26,782 niños, no asisten a educación inicial; y en Apurímac es el 55,2 por ciento, es decir 15,793 niños.

“Los niños no son el futuro, son el presente”

Reunión del 24 de agosto en la que se decidió la creación de la Mancomunidad Regional de los Andes
En la Asamblea de la Mancomunidad de los Andes, el padre Gastón Garatea, coordinador nacional del Grupo Impulsor Inversión en el Infancia, expuso sobre la importancia de priorizar la atención de la primera infancia como una política articulada por todos los sectores y niveles del Estado.

“Los niños no son el futuro de nuestro país, son el presente. Ellos no pueden esperar que los burócratas sólo conversen y no decidan hacer algo. La clave del desarrollo del país está en la inversión en los niños desde todos los niveles del Estado”, recalcó el padre Garatea.

El presidente regional de Apurímac, Elías Segovia, resaltó que la Mancomunidad de los Andes busca desarrollar las capacidades productivas de la población. “Nos hemos comprometido con el reto de trabajar para desarrollar las capacidades de todos los ciudadanos, y en especial de los niños, porque esta labor se verá reflejada durante toda su vida”, señalo Segovia en la clausura de la Asamblea en la que se creó la Mancomunidad de los Andes.

Por su parte, el presidente regional de Ayacucho, Wilfredo Oscorima, precisó que el trabajo de la Mancomunidad de los Andes debe ser un ejemplo para otras regiones. “Cuando se tiene la voluntad política y se quiere trabajar a favor de la comunidad, sobre todo de los niños, se consiguen acuerdos importantes como los alcanzados por esta Mancomunidad. Los presidentes regiones deben dejar de lado sus egos y trabajar articuladamente”.

El vicepresidente de la región Huancavelica, Augusto Oliveros, sostuvo que “no sólo se debe hablar de los problemas que afectan a estas tres regiones, sino de las propuestas para resolver estos inconvenientes, pues sólo la acción nos encaminará al desarrollo”.

IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Av. Javier Prado Oeste 1586 ofc. 201 San Isidro. Lima, Perú | 422-4241/222-0919 | contacto@inversionenlainfancia.net