ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
NOTICIA
Compartir en facebook

De acuerdo a “Balance del proceso de erradicación del trabajo infantil en el Perú”

Trabajo infantil se ha incrementado en el Perú entre 1995 y 2011

El estudio “Balance del proceso de erradicación del trabajo infantil en el Perú 1995 – 2011”, de la organización Infancia & Políticas, resalta que “a pesar del importante crecimiento económico que ha tenido el país en los últimos quince años, el porcentaje de niños y adolescentes, entre 6 y 17 años, que trabaja se ha incrementado en 7 puntos porcentuales”. 

De acuerdo a este estudio, presentado el 28 de agosto, entre 1995 y el año 2011, el porcentaje de niños y adolescentes que trabajan se elevó de 19,7 por ciento a 26,7 por ciento. Esto significa que hay 1 millón 795 mil niños, niñas y adolescentes que trabajan. Esta información está basada en datos del Instituto Nacional de Estadística a Informática (INEI). 

Esto significa que en nuestro país, uno de cada cuatro niños y adolescentes trabaja. Entre los principales factores que propician el trabajo infantil están: las múltiples formas en que se expresan la pobreza y pobreza extrema, y la falta de oportunidades para el desarrollo de millones de familias y niños. También se afirma que para que las políticas sobre trabajo infantil sean eficientes, se debe considerar la diversidad cultural del país.

Los problemas más importantes para el incremento del trabajo infantil en el Perú, a pesar del crecimiento económico, son: la debilidad de las políticas públicas para generar un entorno de crecimiento económico con equidad social; la prevalencia de una frágil cultura de derechos en nuestra sociedad; insuficiente compromiso político del Estado frente al trabajo infantil; débil articulación del movimiento social contra el trabajo infantil; ausencia de información y políticas específicas en torno al trabajo rural tradicional; falta de interés por la participación de los niños, niñas y adolescentes; el incumplimiento de las normas que prohíben el trabajo infantil y regulan el trabajo adolescente; los problemas en la institucionalidad publica para enfrentar el trabajo infantil; la carencia de instrumentos para el seguimiento del trabajo infantil.

Razones del incremento del trabajo infantil

La principal causa por la que a pesar del importante crecimiento económico que ha tenido el país en los últimos quince años, el porcentaje de niños y adolescentes entre 6 y 17 años que trabajan se haya incrementado, según este estudio, es que las políticas públicas no han podido generar un crecimiento económico equitativo con bienestar en los hogares y tampoco han logrado cerrar las brechas sociales, las que incluso han aumentado en el país. Para que exista una reducción significativa o se logre la eliminación sostenible del trabajo infantil y adolescente, es necesario un entorno de crecimiento económico más equitativo, señala el estudio.

Otra de las conclusiones de este estudio es que “no se ha cumplido con erradicar el trabajo infantil en sus peores formas; ni siquiera ha sido reducido en 50 por ciento, de acuerdo a las metas establecidas en el Plan Nacional de Acción por la Niñez y Adolescencia (PNAIA) 2002 – 2010”. Al no haberse cumplido, estas metas han sido reiteradas en el PNAIA 2012 – 2021.   

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) 2011, el 62,2 por ciento de niños y adolescentes entre 6 y 17 años que trabajan lo hacen ayudando en chacras o pastoreando; el 15,5 por ciento ayuda en un negocio familiar; el 13,2 por ciento prestó diferentes servicios; el 4,9 por ciento trabaja en la elaboración de productos; el 2,6 por ciento vende productos; entre otras actividades.

El trabajo infantil por regiones

La región Huancavelica es la que concentra el mayor porcentaje de niños y adolescentes entre 6 y 13 años que trabajan, con el 74,9 por ciento. Es seguida por Puno, con 645,8 por ciento; Huánuco, 61,3 por ciento;  Amazonas, 58,4 por ciento; y Pasco, con 45,2 por ciento.

La provincia constitucional del Callao concentra el menor porcentaje de niños y adolescentes entre 6 y 13 años que trabajan, con el 0,7 por ciento. Le siguen Lima Metropolitana, con el 3,3 por ciento; y las regiones Ica, con 3,6 por ciento; Lambayeque, con 4 por ciento; y Arequipa, con el 4,7 por ciento.

Walter Alarcón, uno de los autores de este estudio, señaló que “esta publicación tiene como objetivo realizar un balance crítico de lo poco que se ha avanzado en la corrección de los principales problemas que mantienen esta alta tasa de trabajo infantil y adolescente en el país. Debe quedar claro que no basta que un niño deje de trabajar para que mejore su bienestar social, no por dejar de trabajar se mejora el rendimiento académico, se debe tener un mejor estado nutricional, entre otros factores, problemas que no se están atacando”.

Este estudio, auspiciado por la Fundación Telefónica a través del programa Proniño, tuvo como autores a Walter Alarcón, Carlos Ghersi, César Rodríguez, Isaac Ruíz, Moisés Siguas, Manuel Tristán, Juan Valero y Liliana Vega, todos ellos miembros de la organización Infancia & Políticas.


IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Calle Los Halcones 249 - Urb. Limatambo, San Isidro. Lima, Perú | 422 - 4241 | contacto@inversionenlainfancia.net