ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
NOTICIA
Compartir en facebook

Lilly de Cueto, pionera de las bibliotecas infantiles

"El mayor problema no es que los niños se acerquen a los libros, sino que los libros se acerquen a los niños"

“La lectura ayuda al desarrollo del lenguaje del niño y a que exprese adecuadamente sus ideas", señala Lilly de Cueto.

“La lectura infantil ayuda al desarrollo del lenguaje del niño para que así pueda expresar adecuadamente sus ideas. Por eso es importante impulsar la lectura desde la primera infancia. Se debe promover la lectura hasta con los afiches de publicidad, que sirven como iniciativa de la lectura para los niños que aun no leen”, asegura Lilly de Cueto, pionera de las bibliotecas infantiles en el Perú y fundadora del Centro de Documentación e Información de la Literatura Infantil-IBBY Perú.


Hace 34 años, Lilly de Cueto emprendió una importante iniciativa en el Perú, la cual ha tenido como principal objetivo incentivar la lectura infantil. “Cuando mi esposo y yo vivíamos en Estados Unidos habíamos visto bibliotecas donde les daban libros a los niños para que se los llevaran a su casa y fue así que a nuestro regreso a Perú decidimos poner en marcha las bibliotecas escolares”.


“El mayor problema no es que los niños se acerquen a los libros, sino que los libros se acerquen a los niños”, señala Lilly de Cueto.


La pionera de las bibliotecas infantiles asegura que no solo basta con ceder espacios de lectura a los niños, sino incentivarlos a leer según el interés de cada uno. “La metodología que se inició con las primeras bibliotecas infantiles era que los niños leyeran lo que más les guste. Si a un niño le gustaba cocinar o tejer, se le facilitaba libros relacionados a esos tema. No es suficiente que lean los textos escolares, porque la lectura no es una obligación escolar que recibe una nota, sino un aprendizaje recreativo que se puede escoger y encontrar diferentes asuntos acordes a la edad del niño”.


Según Lilly de Cueto, para incentivar la lectura, sobre todo en la zona rural, el contexto de la historia debe asemejarse a la realidad de los niños. “Cuando empezamos a comprar libros en diferentes librerías nos dimos cuenta que todos los textos eran del extranjero y no tenían ninguna relación con el Perú. Entonces nuestra orientación fue hacer libros sobre nuestra vida cotidiana. Fue así que empezamos a pedir a los maestros que escribieran historias y de esa manera tuvimos éxito porque nos empezaron a mandar cientos de historias”.


“Cada libro tenía al final de la historia un artículo de la Declaratoria de los Derechos del Niño que iba de acuerdo al mensaje del cuento”, agrega.


Lilly de Cueto recalca que el rol fundamental de apoyar la lectura infantil recae sobre los municipios. “Estoy convencida que quienes deben apoyar la lectura infantil son los municipios. El municipio tiene una obligación legal de hacer una biblioteca”.


También resalta la falta de interés en promover que más jóvenes se interesen en ser bibliotecarios. “Nunca he visto -asegura- un aviso que promueva la carrera de Bibliotecología, como se hace con otras facultades. Entonces, ¿cómo queremos que nuestros niños y jóvenes lean si no hay quién maneje los libros y los acerque a los niños?”.



IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Av. José Ramirez Gaston 235 Miraflores. Lima, Perú | 422-4241 | contacto@inversionenlainfancia.net