ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
OPINION
Compartir en facebook

ECE 2014: Nuevas razones para renovar la voluntad política

Por: Alejandro Cussiánovich*

Ciertamente que los resultados de la ECE 2014 son portadores de logros largamente esperados; ha sido necesaria  casi una década para confirmar que hay aspectos, dentro de los parámetros establecidos para la medición, que han mejorado de forma, incluso, fuera de  lo calculado. Y es que una secuela de mediciones arrojaron desde hace largos años una serie de deficiencias que se prestaron a apreciaciones marcadas por el pesimismo, y presentadas a la opinión pública bajo el signo de cierto determinismo, de la alarma social y la incriminación a las deficiencias de docentes, a la falta de control de autoridades, a las limitaciones materiales, cuando no a la corrupción en el sector Educación. Pues bien, hoy hay razones consistentes para mirar las cosas de forma más matizada, menos fatalista, e incluso con el entusiasmo justo que emana de ver que hay avances sustantivos que sería poco serio no reconocer.

El factor determinante del acompañamiento a docentes

Uno de los factores que han cobrado importancia en los resultados obtenidos es el acompañamiento hecho a los docentes. Acompañar no es fiscalizar, no es censurar; es colaborar, es cotejar, es reflexionar, imaginar y desarrollar creatividad juntos. Aquí, ciertamente, hay dos elementos fundamentales. El primero refiere a compartir experiencia acumulada, transmitir las experiencias exitosas, es decir, hacer de la práctica el núcleo central del aprendizaje dialogante también del docente. Y un segundo aspecto, es la relación intergeneracional entre docentes con años de servicio y los que se inician. Ciertamente que todo ello demanda relaciones signadas por el respeto, el reconocimiento y el estímulo. El acompañamiento es una práctica necesaria para la renovación profesional y la reactivación de la vocación docente.

Que el entusiasmo no nos quite la urgencia del sentido crítico

En efecto, una lectura pausada de la ECE 2014 nos obliga a reconocer la complejidad del mundo de la educación y cómo ésta es deudora del contexto global, de la orientación histórica dominante y de las políticas sociales, que dentro de dicho sistema se diseñan y priorizan, se financian, implementan y se evalúan. Tema central es si los avances logrados en los aprendizajes se equivalen a las urgencias planteadas para el desarrollo de la condición humana, el sentido y ejercicio de ciudadanía y la construcción de una cultura democrática,  así como la superación de secuelas dejadas por la violencia de desigualdades provocadas, de estigmatizaciones construidas, de desafiliaciones de grupos y de poblaciones dejadas a su suerte. Parte de ello refiere a quienes no logran reconocerse en la Educación Básica Regular y para quienes la Educación Básica Alternativa, la Educación Intercultural y Bilingüe, la Educación Comunitaria y la propia Educación Productiva, podrían constituir una real y válida opción.

El rol de la educación frente a las violencias

La ECE 2014 no ha medido el fenómeno de la violencia y sus marcas inscritas en el cuerpo, en la subjetividad de los chicos y chicas que llegan a las escuelas públicas y privadas, en costa, sierra y selva. Hay pautas de crianza y de corrección que suelen ser reproductoras de violencias. El tema de conducta, de aprendizaje de límites, de la necesidad de corregir adecuada y oportunamente, son temas que preocupan a padres y madres, a maestros y maestras, a autoridades. Pero es fundamental contar con instrumentos que no sólo apunten a superar aquello de castigar de forma moderada como lo recoge el Código de Niños y Adolescentes vigente, sino a contar con un instrumento que coloque lo del castigo físico y humillante en el marco de la violencia. Ello además desborda la cuestión meramente de niños, niñas y adolescentes. Quién sabe si ciertas prácticas de castigo de las propias rondas campesinas o urbanas no debieran ser igualmente superadas.

La ECE 2014 nos invita a seguir porfiadamente el largo proceso que explica los logros alcanzados no obstante los retos que quedan por delante.


*Alejandro Cussiánovich, educador, miembro del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia

IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Av. Javier Prado Oeste 1586 ofc. 201 San Isidro. Lima, Perú | 422-4241/222-0919 | contacto@inversionenlainfancia.net