ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
ENTREVISTA
Compartir en facebook

Padre Gastón Garatea, coordinador nacional del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia

“Es una obligación ética de todos actuar contra la anemia y desnutrición infantil”

Entrevista: Fernando Gamio

"Cuando uno se da cuenta de que los niños son primero, se hace todo lo que se puede", afirmó el padre Gastón Garatea.
,
En la siguiente entrevista, el coordinador nacional del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia, padre Gastón Garatea, habla sobre el problema de la anemia y la desnutrición infantil en el país y la importancia de la movilización nacional “Anemia y Desnutrición Cero”, lanzada por Inversión en la Infancia para convocar a todos los sectores del país a trabajar juntos por la eliminación de estos dos graves problemas que afectan a los niños. El padre Gastón Garatea señala que priorizar la lucha contra la anemia y desnutrición infantil es una obligación moral y ética de todos. 

¿Por qué el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia está promoviendo la movilización nacional “Anemia y Desnutrición Cero”?

Por un tema moral. Cuando uno comienza a trabajar estos temas, comienza a darse cuenta de la importancia que tienen. Y esa importancia va en orden a principios. El principio fundamental de toda experiencia humana es el derecho a la vida, y una vida digna, no a la que llevan nuestros pobres. Los niños tienen derecho a vivir la vida en plenitud. Nos vamos dando cuenta que en nuestro país, no todos pensamos lo mismo, porque no todos tenemos una escala de valores bien establecida. El Perú es un país que tiene la fama de haber mejorado mucho en estos últimos diez años, pero tenemos más de un millón de niños anémicos, cuando la anemia es una cosa relativamente fácil de superar, de vencer. Tenemos multimicronutrientes, tenemos la capacidad de comprarlos para que los niños los consuman con sus comidas y salgan de la anemia. Cuando se habla con los ministerios todos te dicen qué trágico, qué pena, qué horror, tenemos que luchar contra la anemia, pero la anemia aumenta. Entonces, no se mira esto como una responsabilidad de humanidad. Es entonces que el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia se pone los pantalones y grita frente a esta situación. Esto es una injusticia, esto no se puede tolerar en un país que se supone va bien.

¿Cree que las autoridades no ven posible la meta de anemia y desnutrición cero?

Cuando he conversado con algunas autoridades, sí ven posible lograr la meta cero en anemia y desnutrición, sobre todo en anemia. Sin embargo, me han dicho que la meta en la reducción de la anemia es llegar al 20 por ciento el año 2016, yo les he dicho que no, que tiene que ser anemia cero. Sí se puede, ¿por qué no hacerlo? El problema es la importancia que se les da a estos niños que no tienen educación, que no votan, que no toman carreteras. Se les da muy poca importancia en el país, eso es lo grave. Tenemos que gobernar un país de seres humanos plenos, con todos sus derechos y con todas sus exigencias. 

Es necesario un trabajo articulado entre los diferentes niveles del Estado para combatir la anemia y desnutrición infantil. ¿Cómo ve esta articulación y el rol que tiene cada nivel del Estado?

Supongo que hay una articulación, pero siento que no es suficientemente eficiente. Los multimicronutrientes dependen del Ministerio de Salud (MINSA), pero no sé cómo será el tráfico de información entre el MINSA y el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS). Todos debemos hacer que nuestro gobierno funcione mejor. Creo que el presidente Ollanta Humala y la escala más alta del gobierno están interesados, pero no sé hasta qué nivel del Estado llega ese interés. Estoy convencido de que los últimos ministros de Salud no han tenido la fuerza suficiente para mandar y exigir para que los funcionarios se preocupen por este tema. Entonces, hay que exigir una priorización del combate a la anemia y la desnutrición infantil, porque si no lo exigimos nosotros no lo hará nadie. Dicen: ‘sí, tenemos un 30 por ciento de anemia, pero eso no es nada comparado a lo que teníamos antes’. Sí pues, pero eso a mí no me deja tranquilo.  Hay un 30 por ciento de niños que no van a tener una función cerebral satisfactoria. 

Usted menciona que la anemia y la desnutrición es un problema ético, ¿cree que hay conciencia sobre el grave problema que significa el aumento de la anemia infantil?

En este país no hay ninguna conciencia ética, esa es la verdad. Es un deber moral, una obligación ética de todos, actuar contra la anemia y desnutrición infantil. Hay que fijarnos en detalles, por ejemplo, nos parece terrible el caso de Gerald Oropeza, un posible delincuente, para el que se han demorado varios días en dar una orden de detención, eso no es normal. Somos un país que no funciona. Si eso se demora tanto es porque las cosas no funcionan. Para esas cosas sí nos movemos, pero para que los niños tengan los nutrientes que deben tener no lo hacemos.

La responsabilidad no es sólo de las autoridades, sino también de los medios de comunicación que dan más importancia a temas de coyuntura, como el que menciona, que a los temas de la infancia. ¿Por qué ocurre eso? ¿Qué sucede?
  
Porque no tenemos una escala de valores. Cuando uno se da cuenta de que los niños son primero, se hace todo lo que se puede. Si no se hace nada por los niños, ellos no podrán hacerlo solos. El niño no va a  tomar su nutriente, ni va a ir a comprarlo, ni va a ir a la posta para que les den los multimicronutrientes. Si la sociedad no hace algo por esos niños, esos niños se mueren. Tenemos que ser conscientes de la importancia que tiene la etapa de cero a tres años. Antes se pensaba que teníamos que formar bien a los universitarios, esperábamos eso, y resulta que el universitario ya tiene su suerte echada. En el niño de cero a tres años está la clave. El valor de la vida es prioritario, porque no hay ningún otro valor más importante que la vida, seamos cristianos o no. Eso está refrendado por las leyes peruanas, nuestra Constitución dice que la vida es el primer valor que tiene el ser humano.  Se nos ha pasado este tema, por ello necesitamos una formación de la población sobre los valores humanos. 

¿Es una ausencia en parte de la educación de los padres?

Es un problema de la educación del Estado. El Estado tiene la obligación de dar una formación de acuerdo a las reglas que tiene. El Estado no brinda esta formación. Se han suprimido las clases de educación cívica en los colegios, se ha suprimido las clases de educación física, eso es un atentado contra el cuerpo humano; nos hemos preocupado más por las matemáticas, el lenguaje, que tienen un déficit terrible y son importantes, y no nos hemos preocupado pero esos otros aspectos de la educación. También nos hemos preocupado más por la infraestructura educativa que por la educación misma. 

Se invierte en infraestructura educativa para niños que tienen anemia… 

Claro. Y el niño con anemia es un despilfarro educativo. Uno sabe que esos niños no van a progresar mientras no se le de los multimicronutrientes necesarios para que no tengan anemia. Así vivimos en este país en subdesarrollo, donde nos jactamos que la economía va muy bien. Pero va muy mal la economía, y no porque falten recursos, sino porque están mal empleados. Este es un momento para decir que la economía va muy mal, no por falta de recursos, sino por el mal uso de recursos. 

¿Se han acentuado las diferencias entre los niños de las zonas urbanas y los niños de las zonas rurales?

Las brechas aumentan. Hay cada vez menos pobres, la pobreza se va venciendo, pero las brechas entre pobres y ricos han aumentado. Si bien es cierto que los pobres han disminuido, los ricos han aumentado mucho no sólo en número, sino también en ganancias. Los ricos en el Perú son más ricos que antes. Y hay pobres que son mucho más marginados que antes, porque no pueden subir. Cuando se tiene estos problemas de nutrición es muy difícil subir. El niño va a la escuela, pero no capta, no digiere, porque tiene anemia o desnutrición. Eso es responsabilidad de los gobiernos.

¿Cree que se ha perdido mucho tiempo en brindar a la infancia la atención que necesita?
El padre Gastón Garatea resaltó que la primera infancia "no es un asunto sólo del gobierno, es de todos, y todos tenemos que poner nuestra mano para apoyar".
Cada día perdemos mucho tiempo. Creo que es evidente que el gobierno peruano sí hace algo por los niños, tenemos programas como Qali Warma, que es una maravilla, también está Beca 18, Pensión 65. Se hacen cosas por la inclusión, es verdad, pero no se hace todo lo que se debe hacer. Venimos de una pobreza secular, el Perú no es que sea pobre desde el año pasado, venimos desde el siglo XVI como pobres y por eso tenemos mucho camino por recorrer.
 
En la relación a los recursos destinados al combate contra la desnutrición y la anemia, se dice que hay recursos pero hay problemas de gestión. ¿Quién tiene la responsabilidad de esta mala gestión?

Hay un mal manejo de los recursos como producto del subdesarrollo. Hay una mala gestión en el uso de los bienes, mala gestión en la economía, en la educación, en la salud, eso es propio de los países subdesarrollados. 

A partir de esta movilización contra la anemia y la desnutrición infantil que el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia está promoviendo, ¿qué espera que se logre?

Esta movilización es un granito de arena. Queremos abrir la conciencia moral de las personas para que se den cuenta de que el combate a la anemia y la desnutrición infantil es un asunto que concierne a todos, no es un asunto sólo del gobierno, es de todos, y todos tenemos que poner nuestra mano para apoyar. Debemos actuar rápido porque la gente se nos muere. Hay cosas que la gente no cree, por ejemplo, que los niños se mueren en el Perú. En nuestra selva los niños están mal, no tienen ninguna posibilidad de tener una vida digna, y eso es una muerte social. Estamos en capacidad de informarnos más y de luchar más juntos por estos niños, por esta generación. No es que los niños van a  ser el futuro, los niños son el presente. El niño come, se educa, sufre, llora, ríe, y tiene derecho a ser feliz ahora.

Hace pocas semanas se ha nombrado a un nuevo presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano. ¿Qué expectativas tiene de su gestión en el tema de la infancia?

El nuevo primer ministro no ha hablado, hasta ahora, sobre la infancia. Me gustaría que agarrara el tema del combate contra la anemia y la desnutrición infantil con las dos manos. A Pedro Cateriano lo conozco desde hace muchos años, es un buen hombre, es un jurista, un hombre de derecho, un buen político, un demócrata, es una buena persona que va a estar a cargo de este buque. Tenemos que ayudarlo para que le vaya bien y él tiene que ayudar al país para que el país mejore.


IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Calle Los Halcones 249 - Urb. Limatambo, San Isidro. Lima, Perú | 422 - 4241 | contacto@inversionenlainfancia.net