ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
NOTICIA
Compartir en facebook
ARCHIVOS RELACIONADOS

Desnutrición, anemia, educación inicial

Inclusión social y primera infancia

Durante la Semana de la inclusión Social, celebrada hace unos días, el gobierno destacó la importancia de invertir en la primera infancia como algo “fundamental” para combatir la desigualdad, y aseguró que las políticas a favor de los niños y niñas son una prioridad. En el siguiente informe, veamos cuál es la situación de la primera infancia en el Perú en temas claves para su desarrollo: desnutrición, anemia y educación inicial.
 
En el Perú hay, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), 3 millones 510 mil de niños y niñas menores de cinco años. De ellos, aproximadamente un millón tienen anemia y más de medio millón sufren de desnutrición crónica.

Aunque el gobierno ha señalado que la inclusión social y la primera infancia son su prioridad, en el año 2012 se incrementó la anemia infantil y el ritmo de reducción de la desnutrición disminuyó respecto a los años anteriores.

Desnutrición crónica

El ritmo de reducción de la desnutrición crónica infantil, que afecta a más de medio millón de niños menores de cinco años, viene disminuyendo en los últimos dos años. Según el INEI, la desnutrición crónica infantil a nivel nacional, que de acuerdo a la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar - ENDES 2012 era ese año de 18,1 por ciento, bajó en el primer semestre de este año a 17,9 por ciento. Esto significa un descenso de solamente 0,2 puntos porcentuales en los primeros seis meses del año.

En el año 2012, la desnutrición crónica infantil bajó 1,4 puntos porcentuales, pasando de 19,5 por ciento en 2011 a 18,1 por ciento en 2012. Esta disminución significó un importante descenso en el ritmo de reducción de la desnutrición infantil, que en el año 2011 había bajado 3,7 puntos respecto al 2010.

Si se mantiene el ritmo de descenso de la desnutrición infantil de 0,2 puntos porcentuales que se ha tenido en los primeros seis meses de 2013, este año tendremos una preocupante disminución en el nivel de reducción anual de la desnutrición crónica infantil, que sería incluso menor al del año 2012, que estuvo por debajo de lo esperado.

A este ritmo de reducción de la desnutrición infantil no se alcanzaría la meta establecido por el gobierno de llegar a un nivel de 10 por ciento para el año 2016. Para llegar a esta meta se requiere una disminución anual de mínimo dos puntos porcentuales.

El promedio nacional de desnutrición infantil oculta realidades más graves en distintas zonas del país. Mientras en las zonas urbanas la desnutrición infantil afecta, según ENDES 2012, al 10,4 por ciento de los niños menores de cinco años, a nivel rural se eleva hasta el 31,9 por ciento. Y hay regiones como Huancavelica donde la desnutrición infantil supera el 50 por ciento.

El gobierno le ha asignado para el año 2013 al Programa Articulado Nutricional (PAN), encargado de combatir la desnutrición crónica infantil, 1,712 millones de soles. Hasta el 30 de septiembre se ha ejecutado el 62,7 por ciento de ese presupuesto.

Anemia

Resulta preocupante que en el último año se haya incrementado la anemia infantil, que después de haber tenido un descenso de siete puntos porcentuales entre los años 2010 y 2011, el año 2012, según ENDES 2012, se elevó dos puntos, pasando de 30,7 por ciento a 32,9 por ciento. Esto significa que en el Perú hay alrededor de un millón de niños mayores de seis meses y menores de cinco años afectados por la anemia. La anemia infantil a nivel urbano es 28,6 por ciento, mientras en las zonas rurales llega, como promedio, a 40,7 por ciento.

Diversos especialistas han advertido que los 600 mil niños entre seis meses y tres años, y las 300 mil madres gestantes y lactantes, que recibían asistencia alimentaria del desaparecido Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (PRONAA), que ha sido sustituido por el nuevo programa Qali Warma, que comenzó a funcionar en marzo de 2013, ya no están recibiendo este apoyo alimentario, ya que Qali Warma atiende solamente a los niños entre 3 y 12 años.
 
Los niños menores de tres años son atendidos por el nuevo programa Cuna Más, pero este programa solamente llega a unos 70 mil niños. La anemia entre los niños que tienen entre seis meses y tres años alcanza, a nivel nacional, según ENDES 2012, un 44,5 por ciento, nivel mayor al de 2011, año en que el nivel de anemia infantil fue de 41,6 por ciento.

En el primer semestre del presente año, la anemia entre los niños de esta edad disminuyó a 43,7 por ciento, que implica una leve disminución de 0,8 puntos porcentuales respecto al año 2012, pero que sigue siendo mayor a la registrada en 2011.

En regiones como Cusco y Puno más del 70 por ciento de los niños entre seis meses y tres años sufren de anemia.

En los últimos años el bajo peso al nacer, que está asociado a la desnutrición de la madre y que genera serios problemas de desnutrición para el recién nacido, se ha incrementado en 16 regiones del país.

Educación inicial

La educación inicial es considerada fundamental para un adecuado desarrollo del niño en la etapa crucial de su primera infancias. En el país hay, según el Infobarómetro de la Primera Infancia, más de 450 mil niños que tienen entre 3 y 5 años que no reciben educación inicial.

A nivel nacional, en el primer semestre de 2013, la asistencia de niños de 3 a 5 años a educación inicial se incrementó ligeramente respecto al año 2012, al pasar de 74,6 por ciento a 77,7 por ciento.

El mayor incremento en el presente año se ha dado en el área rural, en la que la cobertura de educación inicial subió de 64,3 por ciento en 2012 a 71,5 por ciento, de acuerdo a la medición hecha por el INEI a junio de 2013. En el sector urbano subió solamente 0,2 puntos, al pasar de 80,2 por ciento a 80,4 por ciento.

Para alcanzar la universalización de una educación inicial con calidad se requiere no solamente mayor infraestructura educativa, sino incorporar al sistema educativo unos 30 mil maestros debidamente formados para el nivel inicial, y superar la actual deplorable situación de la mayoría de PRONOEIS (Programa Nacional No Escolarizado de Educación Inicial) en las zonas rurales.

En el Programa Logros de Aprendizaje se ha presupuestado para educación inicial 1,734 millones de soles para el 2013, monto del cual, al 30 de septiembre, se ha ejecutado el 61,9 por ciento. 

Retos y metas

La inclusión social empieza por invertir en la primera infancia para que todos los niños y niñas del país crezcan con la posibilidad de desarrollar plenamente sus facultades y tengan las mismas oportunidades. Hay algunos avances, pero también preocupantes retrocesos, como el incremento de la anemia infantil o la reducción en el ritmo de disminución de la desnutrición crónica infantil.

Diversos especialistas coinciden en que los niveles de anemia y desnutrición infantil que tiene nuestro país son inaceptables para un país con el nivel de desarrollo y crecimiento económico del Perú.

En un posible escenario de limitación de los recursos públicos, es fundamental mantener un presupuesto adecuado e intangible para los programas sociales dirigidos a la primera infancia, así como asegurar su gestión cada vez más eficiente e integrada. Invertir en la primera infancia es vital no solamente por razones humanitarias, sino para asegurar un desarrollo sostenible del país.

El Grupo Impulsor Inversión en la Infancia ha señalado que la erradicación de la desnutrición y la anemia infantil para el 2021, año del Bicentenario, o incluso antes, debe ser una meta nacional. El país cuenta con los recursos para alcanzar ese objetivo, lo que se requiere es voluntad política y un compromiso de todos.

El reto es pasar del discurso de inclusión social a acciones efectivas para alcanzar las metas de eliminar la desnutrición crónica y la anemia infantil y universalizar una educación inicial de calidad, priorizar la inversión en la primera infancia para asegurar un desarrollo de todos los niños y niñas del país, avanzar en una focalización efectiva y en la descentralización de las políticas y programas para la infancia, y actuar como sociedad civil frente a cualquier situación que pueda afectar los derechos de los niños y niñas. Esto debe ser un compromiso de todos.



IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Av. Javier Prado Oeste 1586 ofc. 201 San Isidro. Lima, Perú | 422-4241/222-0919 | contacto@inversionenlainfancia.net