ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
ENTREVISTA
Compartir en facebook

Coordinador nacional del programa Sierra Productiva,

Carlos Paredes: "Es un avance buscar el desarrollo productivo"


En entrevista concedida al programa Diálogo Abierto de Salgalú TV Online, Carlos Paredes, coordinador nacional del programa Sierra Productiva, que promueve el desarrollo productivo de los pequeños campesinos, analiza la política de inclusión social en el marco de la pandemia por covid 19.
¿Cómo ha afectado la crisis sanitaria, económica y política a las pequeñas unidades familiares productivas agrarias? ¿En qué medida aquello puede perjudicar el combate contra el hambre y la anemia infantil? Teniendo en cuenta que se vienen reportando sequías y heladas.

La pandemia tiene dos expresiones: Primero, el tema de los contagios y fallecimientos, pero eso está concentrado en las grandes ciudades que aproximadamente son unas 300 grandes ciudades de los más de 1800 distritos que tiene el Perú.

Los distritos rurales no tienen contagios ni fallecimientos de esa magnitud, incluso en algunos casos no hay nada. El mejor comportamiento frente a la pandemia está ocurriendo en la comunidad campesina y en los distritos rurales ¿Por qué? Porque ellos viven en un aislamiento natural, viven al lado del agua, al lado de los manantiales y no viven aglomerados.

Segundo, han recibido alrededor de 2 millones de personas, entre ellos muchos familiares, que estaban trabajando o estudiando en las grandes ciudades y han retornado a buscar cobijo, comida y trabajo a raíz de la pandemia ¡Y así está ocurriendo! Entonces, está creciendo el área productiva. Maximice, ha estimado que se han creado 844 mil nuevos puestos de trabajos a partir de estos retornantes que han regresado al campo. Mientras que, en las ciudades se han perdido 6 millones 300 mil puestos de trabajos. En el campo está el futuro, en el campo están las posibilidades de una nueva forma de vida y de asegurar una alimentación sana.

¿Cómo entender el combate contra la anemia teniendo en cuenta que el sector agropecuario ha sido golpeado nuevamente, esta vez por la ausencia de lluvias? ¿Estás de acuerdo con la convocatoria de “hambre cero” y la propuesta de Clímaco Cárdenas en relación a invertir en la economía familiar y la agricultura familiar?

En primer lugar, en relación al tema de “hambre cero”. El programa que ha asumido el acuerdo nacional denominado “hambre cero” tiene 4 metas: asegurar el acceso a la alimentación saludable, duplicar la productividad agrícola y los ingresos de los pequeños productores, poner fin a todas las formas de mal nutrición y asegurar la sostenibilidad de los sistemas de producción de alimentos.

Yo veo que es un avance, porque anteriormente los enfoques eran sobre fomentar programas asistencialistas de reparto de comida, ahora está hablándose del desarrollo productivo ¡Eso está bien! Pero es una propuesta a media caña, porque falta que deba instruirse o señalarse que el 100 por ciento de las 2 millones 300 mil unidades productivas que existe en el Perú, 97 por ciento de las cuales son de pequeña producción campesina, deben tener riego tecnificado. Si no hay riego tecnificado no va  ser posible que haya producción durante todo el año, con esta técnica es posible cosechar las 52 semanas del año hortalizas y tener hasta 2 o 3 siembras de granos y tubérculos. 

En segundo término, se requiere la capacitación en tecnologías e implementación de tecnologías de altas productividades en pequeños espacios. Nosotros tenemos en “sierra productiva” 80 mil familias repartidas en 17 regiones del Perú que han dado un salto significativo hacia el progreso.

Maximice, señala que debieran eliminarse los bonos, subsidios y generalizar “sierra productiva”, para crear 3 millones 600 mil puestos de trabajo, se incrementaría la producción en 72 mil millones de soles por año y el PBI del sector agropecuario crecería 26% anual. 

¿Realmente qué se puede hacer en esta fase de transición y cómo podemos incidir en una agenda de gobernabilidad que tome más en serio estos problemas?

La anemia es ahora una parte mínima del total de la malnutrición. La malnutrición tiene dos caras de una moneda: La primera, es la anemia que proviene de las carencias y de la  desnutrición, representa el 40 por ciento del total de la malnutrición. El otro 60 por ciento se refiere a la comida chatarra, que ha generado un 66 por ciento de crecimiento de aumento de peso y obesidad con efectos de diabetes, problemas cardiovasculares, entre otros.

Por eso, no estamos de acuerdo que Qali Warma reparta comida chatarra en el campo ¡no está bien! Los campesinos deben comer comidas sanas y esa producción debe salir de sus propias chacras.

En segundo término, nosotros hemos presentado al gobierno una propuesta concreta para ser ejecutada en tres meses, para que puedan 143 mil familias campesinas implementar tecnologías de altas productividades en pequeños espacios, en base a riego tecnificado, que se reparte en los 24 departamentos, 12 distritos, 500 familias por distrito. Para eso hay que crear un fondo social de inversión en tecnologías productivas, con eso cada familia de estas 143 mil, abastecería de alimentos a 10 familias, estamos hablando de 1 millón 430 mil familias, que en personas se traduciría en 6 millones 200 mil personas que tendrían seguridad alimentaria consumiendo productos naturales y productos sanos. 

Esta es una propuesta concreta que le hemos hecho al gobierno desde la Confederación Campesina del Perú y la Federación Departamental de Campesinos del Cusco, pero lamentablemente no nos atienden, tenemos prevista una reunión con el presidente Francisco Sagasti y ojalá podamos atender este tema.



IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Av. José Ramirez Gaston 235 Miraflores. Lima, Perú | 422-4241 | contacto@inversionenlainfancia.net