ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
ENTREVISTA
Compartir en facebook

Uriel García, ex ministro de Salud y miembro de Inversión en la Infancia

“El principal problema que afecta a la infancia es la pobreza y la injusticia social”


Entrevista: Maycoll Falconi

"El gobierno de Humala ha seguido todas las normas tradicionales del modelo económico", dice Uriel García
Médico de reconocida trayectoria, ex ministro de Salud y miembro del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia, el doctor Uriel García analiza en la siguiente entrevista la política de salud y de combate contra la desnutrición y la anemia infantil del gobierno de Ollanta Humala que finaliza su gestión, y habla sobre los principales retos que en estos temas tendrá el nuevo gobierno de Pedro Pablo Kuczynski. También comenta sobre las razones de la muerte de decenas de niños a causa del frío. 

¿Cuál considera que es el principal problema que afecta a la infancia?

El principal problema que afecta a la infancia es la pobreza y la injusticia social. Diversos estudios han demostrado que la pobreza que afecta a la infancia es mucho mayor a la pobreza que hay en todo el país. Esto se da principalmente por el modelo económico que se viene implementando desde hace muchos años en el país. Otros problemas que afectan considerablemente a la infancia son la mala alimentación, la desnutrición, la anemia.

¿Cuál es la situación de la salud en el Perú, específicamente en la atención a la primera infancia?

En el Perú hay una falta de recursos y una mala orientación en las políticas de salud. En todos los países del mundo se pone énfasis tanto en la prevención como en la curación de las enfermedades, pero en el Perú la política de salud está centrada en la curación, no se trabaja en la prevención. Ahora se promociona la prevención porque está abaratando costos y gracias a la tecnología para prevenir las enfermedades ya no se llega tanto a casos graves. La promoción de la alimentación, y en especial la alimentación de la infancia y de la primera infancia, es la más importante de todas de las políticas de prevención de enfermedades. 

¿Qué retos enfrenta el país en cuanto a la atención de la primera infancia?

En cuanto a la atención a la primera infancia lo principal es que seamos lo suficientemente sinceros para reconocer que todavía existe pobreza. Los infantes no están bien alimentados independientemente de los modelos de nutrición, porque, por ejemplo, en los sectores pobres existe un problema de falta de acceso a una buena alimentación y en las clases altas no saben escoger los alimentos. Lo importante es elevar la calidad de vida de la población peruana. Hay que pensar que la salida de la pobreza no debe medirse solamente en términos monetarios, sino que también tiene que contemplar que los niños estén bien nutridos.  

¿Cuál es su balance del trabajo en el sector Salud en el gobierno de Ollanta Humala?

El Ministerio de Salud durante el gobierno de Humala ha seguido la idea de que la salud pública se cura con hospitales, cosa que es una falacia. La atención de salud de las personas debe comenzar por el reforzamiento de la atención en los niveles más inferiores, no comenzar haciendo hospitales. En ese sentido, la política en salud del actual gobierno no ha sido la adecuada. El Ministerio de Salud es el ministerio de la curación. No se ha trabajo en la prevención de las enfermedades, principalmente en las prevenibles. Ha sido un gobierno que ha seguido todas las normas tradicionales del modelo económico: hacer grandes hospitales, principalmente en las zonas más pobladas del país. 

El presidente electo Pedro Pablo Kuczynski anunció que en su gobierno se erradicará la anemia infantil para el año 2018 y que se reducirá la desnutrición crónica infantil del 14 por ciento actual a 7 por ciento para el año 2021. ¿Qué opina?

Me parece muy bien que el presidente electo haya asumido estas metas contra la anemia y la desnutrición infantil. Es muy loable. Pero hay que recordarle a PPK que si sigue con la política de creación de hospitales no podrá llegar a estas metas. La anemia y la desnutrición no se van a curar con hospitales. Todo va a depender de las políticas de salud que se implementen. Haciendo 10 mil hospitales no vamos a curar estos problemas. Esa no es la política correcta. La meta de reducción de la desnutrición infantil podría ser más ambiciosa…

¿Es posible llegar a la meta desnutrición cero para el año 2021?

Claro que es posible, eso se tiene que hacer. Creo que el país está en la capacidad de lograr esta meta. 

¿Cómo ve las políticas actuales contra la desnutrición y la anemia infantil? 

La política del gobierno de Humala frente a la anemia y la desnutrición es curar. Y la curación es distribuir alimentos y suplementos contra la anemia. La desnutrición y la anemia infantil, especialmente la desnutrición, tienen que ver con el ingreso familiar. Su causa es la pobreza y por eso tenemos que curar la pobreza. La anemia también tiene que ver, junto con el problema económico, con la falta de médicos generales que estén en los barrios, en las aldeas.

¿Por qué se da este problema de falta de médicos generales que atiendan a la población?

No es posible que ya no haya médicos generales. Si uno se va a hacer una encuesta a los jóvenes de los últimos años de la carrera médica, todos quieren tener una especialidad, pero nadie quiere ser médico general, que le da la opción a tratar todas las enfermedades, que sepa lo que necesita un paciente cuando está mal y que lo derive a los niveles de atención más alto. Eso ya no existe en nuestro país. En el Perú todos son súper especialistas. 

A partir de 28 de julio, la nueva ministra de Salud será Patricia García, médico cirujano y salubrista. ¿Qué le parece su designación?

La próxima ministra de Salud, Patricia García, que es decana de la Facultad de Salud Pública y Administración de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, ha sido mi alumna cuando yo era profesor de patología en esa universidad. Considero que ella está capacitada para atender los problemas de salud, incluidos los de la primera infancia, que hay en nuestro país.

"La razón de estas muertes por el frío es la injusticia social que hay en nuestro país", sostiene el ex ministro de Salud.
¿Cuáles son los mayores retos que tendrá la nueva ministra de Salud en relación a la infancia?

El reto central pendiente es tener una concepción más social de la atención de salud a los enfermos. Esto se debe dar en base a la creación de pequeños consultorio o centros de salud a nivel nacional, en lugar de tener la idea fija de contar con grandes hospitales, que desafortunadamente ha sido vendida por los políticos y los gobernantes, y pedida por la población en general. En el Instituto del Niño, que de acuerdo con las técnicas modernas debería ser un centro donde lleguen los casos difíciles y donde se haga investigación de alto nivel, ahora llegan todo tipo de casos y encontramos a madres angustiadas porque su hijo tiene una diarrea común y corriente que se puede tratar en el barrio donde vive. Lo mismo ocurre en los demás hospitales del país. Si una va allí, no puede creer el maltrato contra la dignidad humana que sufren las personas. Otro reto importante de la próxima ministra de Salud es el de los medicamentos y alimentos. En este país, ¿quién controla realmente la calidad y el precio de los medicamentos y los alimentos? ¿Alguien sabe qué contenido tienen los aceites que se usan para cocinar? En fin, se tiene que controlar a la industria de la alimentación y a la industria farmacéutica, que son muy poderosas. Para ello, debe haber una regulación, una entidad como la Defensoría del Pueblo, en la que ningún poder del Estado tenga injerencia. De tal manera que sea una institución con expertos con independencia que asegure que se suministren alimentos y medicamentos de buena calidad. 

¿Cree que el próximo gobierno pueda hacer las reformas que usted señala?

No sé si el próximo presidente Pedro Pablo Kuczynski pueda hacer las reformas necesarias que he mencionado. 

En los últimos años se ha incrementado la atención privada de la salud. ¿Qué opina de esta situación?

En la atención de salud hay un hecho verdaderamente escandaloso: el predominio de las compañías privadas de seguro. En otros países el modelo de las compañías privadas de seguro ha sido humanamente reformado. La parte privada de la atención de salud es un escándalo, es una esclavización de los profesionales médicos de todo nivel. Eso no está permitido en ningún país del mundo, solo en el nuestro. 

Según las cifras oficiales, hasta mediados de junio en el país han muerto 82 niños menores de cinco años a causa del frío. ¿Por qué en el Perú todos los años se repiten estas muertas por esta razón? En otros países con igual o mayor frío no ocurre esto. 

Para una buena parte del Perú, para las zonas que están por encima de los 2 mil metros de altitud, el clima siempre es frío. Esto hace que el ambiente sea muy agresivo para los niños, y esto se da desde que nacen. No se tiene conciencia de que esas muertes de niños por el frío son evitables. De esos 82 niños que ya murieron por el frío, con toda seguridad el cien por ciento pertenecen a la clase más pobre. La mortalidad infantil por frío en los barrios de clase media y alta de Puno, de Cusco, es cero. La razón de estas muertes por el frío es la injusticia social que hay en nuestro país. En los países desarrollados hace mucho más frío que en la región andina peruana, sin embargo en esos países los niños no mueren por el frío, al contrario, salen a jugar a la nieve y son completamente libres de esa plaga mortal. Esta diferencia se debe a que el principal problema para estas muertes por el frío es la pobreza y el descuido del Estado. En países como Estados Unidos, Francia o Inglaterra, si se construye una escuela, un hospital, sin calefacción, meten preso al ingeniero de la obra, en cambio en nuestro país nos hemos olvidado de que se necesita calefacción en estos lugares. Nos hemos acostumbrado a ver a los niños en las escuelas con un frio espantoso, lo mismo en los hospitales. Tampoco se ha implementado una concientización en la población para exigir la construcción de casas que puedan ayudar a reducir el frio. Todo esto está ligado a la pobreza y al abandono del Estado, el cual está más ligado a las zonas urbanas del país.
 
¿Qué hacer en lo inmediato para evitar las muertes de niños por el frío?

La muerte de niños por el frío se puede remediar con justicia social, principalmente, y en lo inmediato protegiendo a los niños. La lucha contra la pobreza es una lucha contra las enfermedades que causan la muerte. Uno de los factores más importantes que hay en la salud pública peruana en este momento es la pobreza, porque la pobreza es causa de enfermedades, eso hay que tenerlo muy presente.



IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Av. Javier Prado Oeste 1586 ofc. 201 San Isidro. Lima, Perú | 422-4241/222-0919 | contacto@inversionenlainfancia.net