ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
ENTREVISTA
Compartir en facebook

Percy Minaya, viceministro de Salud Pública

“Alcanzar anemia y desnutrición cero es un compromiso que involucra a todos, principalmente a los gobiernos locales”

"Esta campaña de anemia y desnutrición cero ha sido lanzada desde la sociedad civil, por Inversión en la Infancia, eso es muy importante", sostiene el viceministro de Salud Pública Percy Minaya.
Entrevista: Maycoll Falconi

¿Cómo ve la movilización nacional Anemia y Desnutrición Cero lanzada por el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia, como parte de la cual se han dado dos movilizaciones regionales, una en Puno, en la que usted participó, y otra en Loreto?   

Esta movilización es muy importante. Un acuerdo fundamental de las regiones debe ser invertir en la infancia, y esa inversión requiere de iniciativas de participación de todos los sectores de la sociedad. Alcanzar la meta anemia y desnutrición cero es un compromiso que trasciende la acción del gobierno nacional o la de los gobiernos regionales, e involucra a todos, principalmente el trabajo de los gobiernos locales. No es posible que tengamos una acción solamente de un nivel del Estado, esto tiene que darse de manera articulada. Y a cada organismo le toca responder por esto. Los alcaldes locales son fundamentales para ayudarnos a lograr reducir los altos índices de anemia y desnutrición infantil. El gobierno central ha hecho el esfuerzo de distribuir 230 bolsas de multimicronutrientes a nivel nacional para evitar la anemia, pero eso es solamente un paso pequeño dentro del proceso de solución que tenemos.

¿Cómo ve la participación de la sociedad civil en el combate contra la anemia y la desnutrición infantil?

La participación de la sociedad civil es fundamental. Esta campaña de anemia y desnutrición cero ha sido lanzada desde la sociedad civil, por Inversión en la Infancia, eso es muy importante. Todo lo que hacemos como autoridades nacionales, regionales y locales, tiene que expresarse en una sólida y profunda rendición de cuentas, y tiene que ser vigilado socialmente, para que podamos saber que lo que estamos decidiendo en términos de políticas, inversiones, en términos de decisiones que van a empujar la rueda, es o no lo correcto y si va a permitir avanzar más rápido o más lento. Esa vigilancia ciudadana de la sociedad civil es muy importante. Uno de los puntos centrales, y esto lo saben bien los gobiernos regionales y locales, que viven muy de cerca la sensibilidad del ciudadano, es involucrar en el espacio de la lucha contra la anemia y la desnutrición infantil a los Comités del Vaso de Leche, a los Clubes de Madres. Tenemos que tener presente a estas organizaciones, no solamente para los proyectos que se tengan a nivel regional, sino también para que desde sus espacios entren en la articulación para llevar adelante esta cruzada de anemia y desnutrición cero.

Usted ha dicho que los gobiernos locales son fundamentales en el combate contra la anemia y la desnutrición infantil. ¿Qué les corresponde hacer a los alcaldes en este tema?

Una de las cosas que pueden hacer las municipalidades es saber dónde está cada uno de sus ciudadanos, porque así se conocerán dónde están los ciudadanos por los que tenemos que preocuparnos para que entren a los programas sociales. Para eso, hay necesidad de una articulación que el alcalde puede liderar, porque así como cuando tenemos emergencias convocamos a todas las instituciones del Estado que se agrupan bajo el liderazgo del alcalde, también en una situación de emergencia como la que configura el combate contra la anemia y la desnutrición infantil podemos convocar, con el liderazgo de los alcaldes, a las diferentes instituciones y fuerzas de la sociedad, como educación, salud, programas sociales, para que podamos desarrollar las atenciones a estos niños. Los gobiernos locales podrían exigirle al Ministerio de Salud y a los gobiernos regionales que aceleren el Certificado de Nacido Vivo, para que en todos los lugares donde hay conectividad cada niño que nazca tenga la posibilidad de contar no solamente con el Documento Nacional de Identidad (DNI), sino que también pase a ser parte del Padrón de Ciudadanos, que es responsabilidad del gobierno local. Los alcaldes también pueden usar los recursos del Estado, como el Fondo para la Inclusión Económica en Zonas Rurales (FONIE) o el Fondo de Promoción a la Inversión Pública Regional y Local (FONIPREL), que permiten la inversión en agua y saneamiento para que se pueda tener estos servicios complementarios que son importantes para reducir los niveles de diarrea y de infecciones respiratorias que también están asociadas a estos graves problemas de anemia desnutrición infantil, especialmente a la desnutrición. 

¿Cuál es su balance de la “Movilización regional en Puno contra la anemia y la desnutrición infantil”, promovida por Inversión en la Infancia, en la que usted estuvo presente?

La “Movilización regional en Puno contra la anemia y la desnutrición infantil” ha sido muy positiva en la medida que se ha dado una convocatoria de participantes, de organizaciones sociales, bastante amplia. Lo bueno de esta convocatoria en Puno es que no solamente han participado organizaciones que trabajan a nivel de Puno, sino también a nivel nacional. Esta movilización regional es una de las primeras experiencias que recoge el trabajo que se vienen realizando en los tres niveles de gobierno (nacional, regional y local) en la lucha contra la anemia y la desnutrición infantil, cuyos resultados ahora se expanden y son apoderados por la sociedad civil. Lo importante de esta movilización regional es que son las propias autoridades locales, los pobladores, los ciudadanos, los que se están comprometiendo en la reducción de la anemia y la desnutrición infantil en esta región. Ahora ellos deben tener un soporte de trabajo importante desde el gobierno regional, para que la meta de reducción de la anemia y la desnutrición se cumpla.

En esta movilización, el Gobierno Regional de Puno se ha comprometido a disminuir la anemia infantil para diciembre de 2015 entre 25 a 30 puntos porcentuales (actualmente el 82 por ciento de los niños menores de tres años en Puno sufren de anemia). ¿Cómo ve este compromiso?

Lograr este compromiso es posible. El trabajo y el esfuerzo mancomunado enfocado en lograr el resultado (reducir la anemia entre 25 a 30 puntos porcentuales) es lo que nosotros, como Ministerio de Salud, podremos medir. Esto es positivo en la medida que si nosotros tenemos metas, entonces sabemos que podemos lograr no solamente medir las metas, sino también evaluar y mediar la eficacia del trabajo que se realice para alcanzar esta meta.  

¿Cuál cree que va a ser el mayor impacto de la “Movilización regional en Puno contra la anemia y la desnutrición infantil”?

El mayor impacto, la mayor ganancia de esta movilización regional, junto al compromiso del Gobierno Regional de Puno de reducir la anemia, es la cohesión social a nivel regional para trabajar articuladamente, con los municipios, los líderes locales, junto con la sociedad civil y, por supuesto, con el gobierno regional. Esta articulación ayudará a alcanzar la meta de reducción de la anemia que se ha trazado el gobierno regional.

Usted, en el marco de esta movilización, hizo un llamado a la participación ciudadana para que todos los actores se unan a la lucha contra la desnutrición y la anemia infantil…

Así es. Considero que ningún esfuerzo institucional es válido si no tiene a los ciudadanos detrás. Los ciudadanos le dan la fuerza necesaria a las políticas que se puedan establecer. La participación de los ciudadanos es importante para reducir las brechas sociales, que no solamente se presentan a nivel regional, sino también a nivel nacional.

Lo importante de esta movilización regional es que son las propias autoridades locales, los pobladores, los que se están comprometiendo en la reducción de la anemia y la desnutrición infantil", dice Percy Minaya.
¿Hay una articulación entre los distintos niveles de gobierno (nacional, regional y local) en los programas sociales dirigidos a la primera infancia de Puno? ¿Qué papel juegan el gobierno regional y los gobiernos locales en esta articulación?

El gobierno nacional da políticas. El gobierno regional, por lo general, orienta esas políticas, las financia. Pero es el gobierno local el cual, además de lo financiero, tiene un nivel de cercanía y de incidencia en la vida de los pobladores. Creo que es el espacio de los gobiernos locales y su relación con los ciudadanos el que debe ser trabajado con mayor incidencia. Así como logramos acercarnos a la población para lograr votos, también debemos hacerlo para lograr mejor salud, educación, y todos los servicios que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos.

Considerando que Puno es la región con el mayor índice de anemia y de mortalidad infantil, ¿qué está fallando en esta región?

Es difícil decir qué es lo que falla. La anemia es extremadamente preocupante para la región Puno, que es la que en el país concentra la mayor proporción de los niños menores de tres años con anemia. La solución frente a este preocupante problema solamente podrá ser alcanzada si la trabajamos entre todos. Creo que lo importante aquí es que en esta movilización regional se han establecido metas para mejorar esta situación, las cuales con el trabajo articulado se pueden lograr cumplir. Hay, sin duda, aspectos ligados a lo geográfico, a lo climático, a la organización de los sistemas de salud, a la forma cómo entregamos los servicios, a la necesidad de acercarnos en términos culturales, porque no solamente se trata de más atención en términos de cobertura, sino que la calidad requerida sea adaptada a las costumbres y a las necesidades de los pobladores aymaras y quechuas y que todo aquello que se entregue en términos de servicios tenga el núcleo de atención a la persona, en los cuales los gobiernos locales son fundamentales.

Durante esta movilización contra la anemia y la desnutrición infantil en Puno se ha señalado que si bien en esta región existen los multimicronutrientes para evitar la anemia, las familias no tienen confianza en ellos y por eso sus hijos no los consumen. ¿Cuál es el análisis que está haciendo el Ministerio de Salud sobre esta situación en la que a pesar de que existen multimicronutrientes éstos no tienen el impacto esperado?

Los multimicronutrientes son solamente un camino para luchar contra la anemia infantil. Con esto quiero decir que lo más importante contra la anemia y la desnutrición infantil es la buena nutrición. Por lo tanto, la base de tener una buena nutrición, como usar o no los multimicronutrientes, están asociados al trabajo que se haga con las familias, a la promoción de la salud. Por eso, es importante llegar a las familias, enseñarles la importancia de los multimicronutrientes y de la buena nutrición. No basta con entregar los sobrecitos de multimicronutrientes, tenemos que incidir entre la población en que el uso de éstos es positivo para la salud de los niños. Solamente con el acercamiento debido podremos hacer que las familias tomen conciencia sobre lo importante que es el consumo de los multimicronutrientes para la buena salud de sus hijos. 

Hay que incidir en la promoción de la salud…

Y también en estar más cerca a los ciudadanos, pero sobre todo en la mayor comunicación con las personas. La salud no solamente se debe limitar a la entrega de los productos, sino también a interactuar con los ciudadanos y conocer sus problemas. Nuestro trabajo en salud empieza en los servicios que se brindan, pero debemos hacer énfasis en las madres, en las familias, porque en Puno el 75 por ciento de la población escuchó hablar sobre la anemia, pero solamente el 17 por ciento conoce la forma de combatirla. Entonces, este problema pasa, efectivamente, por la promoción de la salud, por acercarse a los hogares, y por el esfuerzo de todos los sectores.
 
Finalmente, viceministro, también se ha realizado una movilización regional contra la anemia y la desnutrición infantil en Loreto. ¿Cómo ve estas movilizaciones en distintas regiones?

A pesar de que en regiones como Puno y Loreto las características de clima y de cultura son diferentes, hay un factor común: hay una población que quiere mayor y mejor salud, mayor desarrollo. En Loreto también hay, igual que en Puno, un compromiso de las autoridades para lograr cambios en la salud. Creo que esto será el factor común de toda la cruzada contra la anemia y la desnutrición infantil que viene desarrollando el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia.


IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Av. Javier Prado Oeste 1586 ofc. 201 San Isidro. Lima, Perú | 422-4241/222-0919 | contacto@inversionenlainfancia.net