ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
ENTREVISTA
Compartir en facebook

Álvaro Monge, economista de Macroconsult

“El reto más importante del gobierno en los programas sociales está en la focalización y priorización”

Entrevista: Maycoll Falconi

Economista, jefe del área de desarrollo económico y social de Macroconsult, Álvaro Monge habla en la siguiente entrevista sobre los primeros 100 días del gobierno en política social y los principales retos que tiene en este tema. También analiza lo hecho por el gobierno de Ollanta Humala en materia de inclusión social, que fue la principal bandera política de ese gobierno, y cómo ha recibido el nuevo gobierno los programas sociales.    

Más allá de los primeros cien días, que es un tiempo corto, ¿cómo ve el trabajo del actual gobierno en el tema de las políticas de inclusión social y qué se puede esperar de este nuevo gobierno para reducir las brechas sociales?

Hasta ahora se puede evaluar al nuevo gobierno solamente sobre la base de lo que ha planteado, porque es muy pronto para saber qué están haciendo de manera específica. Tengo tres impresiones sobre la política social de este gobierno. La primera, es una apuesta más por una estrategia urbana, es decir empezar a desarrollar programas para sacar de la pobreza a personas que viven en el área urbana, estrategia que tiene que ser diferente a todo lo que se ha venido desarrollando en lo rural. Hay que tener en cuenta que la pobreza urbana está más caracterizada por la vulnerabilidad de ingresos. Entonces se va a requerir programas que trabajen una adecuada inserción al mercado laboral, más que programas sociales de asistencia. Lo segundo, este gobierno está pensando en retomar parte de la agenda de Humala sobre la vinculación de lo social con lo productivo, por eso no me parece extraño el escalamiento de la estrategia Haku Wiñay. Lo tercero, el reto principal que tiene el gobierno de PPK, a diferencia del gobierno de Humala, es que la situación de disponibilidad de recursos fiscales es mucho menor y tiene que existir un tema de priorización y focalización del gasto. La agenda de la burocracia social va a tener que retornar, igual que la eficiencia en el gasto. Todo esto básicamente para poder sostener la calidad de los programas sociales en un contexto de menores recursos.

¿Cómo ha recibido el gobierno el tema de la política social y qué retos tiene por delante?

El gobierno de Humala hizo la promesa de un cambio en la política social, que debería plasmarse finalmente en el Sistema Nacional del Desarrollo e Inclusión Social, que es una plataforma de articulación liderada por el MIDIS (Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social). Esta plataforma no llegó nunca a concretarse y es un elemento pendiente en materia de política social. Hay que tener en cuenta que esta plataforma de inclusión social debe tener indicadores como desnutrición y anemia infantil e incluso pobreza, que son problemas multicausales. Esta plataforma no solo engloba el trabajo de un solo ministerio, sino la conjunción de varios sectores. Para que funcione la estrategia de inclusión social es necesario contar con procedimientos de articulación efectiva, que presupuestalmente sí está garantizado a través de presupuestos por resultados.

La ministra del MIDIS, Cayetana Aljovín, ha señalado que la situación de los programas sociales no es la mejor…

Lo que ha pasado, y en lo que la ministra ha sido más enfática, es que ha habido una escasez de evaluaciones de los programas sociales. Uno normalmente para evaluar un programa social requiere un sistema de evaluación que te permita tener una evaluación de diseño, de procesos y de impacto. Al parecer ha habido escasez de esta evaluación, que finalmente va a condicionar el mismo proceso de toma de decisiones. Y probablemente esto también esté retrasando la estrategia de priorización. Obviamente, si se quiere priorizar el gasto social se necesita saber dónde funcionan mejor y qué cosas mejorar en cada uno de los programas sociales. 

¿Hacia dónde cree que va el gobierno en el tema de los programas sociales?

Todavía no hay suficiente información para decir hacia dónde se va a ubicar este gobierno, pero claramente el reto más importante que veo para este gobierno en este tema son las estrategias de focalización y priorización que van a tener que retomarse en la agenda de la burocracia social. 

Se acaba de llevar a cabo la V Semana de la Inclusión Social, que fue implementada por el gobierno de Ollanta Humala. ¿Cuál es su balance sobre las políticas de inclusión social que se dieron durante ese gobierno?

En términos de los resultados sobre inclusión social, el gobierno de Humala es mixto, es decir, con algunos aspectos positivos y algunos no negativos pero sí pendientes. El principal aspecto positivo es haber planteado la estrategia nacional “Incluir para Crecer”, que es una estrategia conceptualmente sólida, que te da una plataforma muy bien planteada para organizar programas, proyectos y políticas sociales, que deberían derivar en mayor inclusión social. Esto fue el principal aspecto positivo de la gestión anterior.

¿Y cuáles serían los aspectos pendientes?

El aspecto no negativo pero que estuvo más flojo fue quizá la propia implementación de la estrategia “Incluir para Crecer”, que en términos estrictamente operativos tuvo muchas fallas desde el inicio, sobre todo en algunos programas sociales emblemáticos para el gobierno de Humala, como Qali Warma.

¿Por qué sucedió esto?

Se podría graficar como una curva de aprendizaje, que en el gobierno de Humala fue muy larga, y medio gobierno nos ocupamos haciendo este aprendizaje; finalmente ya hemos superado ese aprendizaje. Esto no es un problema menor porque revela que la estrategia “Incluir para Crecer” no tuvo la etapa pre operativa o piloto necesaria que permita evaluar el correcto funcionamiento del programa y luego escalarlo. Esta etapa de aprendizaje es reconocida al final del gobierno a través de la implementación del programa Haku Wiñay, que se empieza a implementar en la segunda mitad del gobierno de Humala bajo el principio de desarrollar un programa piloto y de allí pasarlo a escalamiento.

¿Y en la segunda parte del gobierno de Humala qué pasó?

En la segunda mitad del gobierno de Humala, tanto la parte operativa de los programas sociales, y como el trabajo del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS), fueron mejores. En esta segunda parte, se certificaron los programas sociales, las condiciones de percepción mejoraron.

¿Durante el gobierno de Humala se pudo avanzar más en el impacto de los programas sociales de acuerdo a los presupuestos con los que se contaba? 

Lo que te dice la lectura del gobierno de Humala en política social es que tienes una mitad planeando y una segunda mitad ejecutando. El tiempo de la primera mitad fue muy largo y pudo ser más corto. Más allá de que si se pudo avanzar más o no, si entendemos las políticas de inclusión social como políticas de largo plazo, entonces no habría ningún problema si es que todo el gobierno de Humala era una etapa de experimentación. Estoy exagerando, evidentemente. Pero si vamos a diseñar programas sociales que se van a quedar en el tiempo y si vamos a diseñar programas de inclusión social y de superación de la pobreza que queremos que se queden a lo largo del tiempo, la estrategia a largo plazo es tener buenos sistemas pre operativos, buenos pilotos, trabajar en regiones y luego traerlas a escalamiento. Lo que hubo también es una presión política por obtener resultados rápidos. Entonces hubo una contracción entre la planificación que requiere una política de largo plazo y la exigencia de resultados en el corto plazo. Eso hace que algunas agendas tiendan a apurarse. Por eso es entendible cierto apresuramiento al comienzo del gobierno de Humala y la curva de aprendizaje relativamente larga a la que finalmente terminamos llegando y los resultados concentrados en los últimos dos años. Entonces, sería un poco mezquino decir que pudieron avanzar más, probablemente sí, pero hay que ver el contexto político en el cual se toman las decisiones.


IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Calle Los Halcones 249 - Urb. Limatambo, San Isidro. Lima, Perú | 422 - 4241 | contacto@inversionenlainfancia.net