ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
ENTREVISTA
Compartir en facebook

Padre Gastón Garatea, coordinador nacional del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia

“Lo que está pasando con la anemia infantil es un pecado”

El padre Gastón Garatea señaló que "hay que pelear por los niños porque son los más indefensos".
Entrevista: Fernando Gamio 

En entrevista con el Blog Inversión en la Infancia, el coordinador nacional del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia, padre Gastón Garatea, resalta la importancia de la movilización nacional contra la desnutrición crónica y la anemia infantil que viene promoviendo Inversión en la Infancia, y hace un balance sobre el trabajo del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia en 2014 y los retos para el año 2015.

¿Por qué el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia está promoviendo una movilización nacional contra la desnutrición crónica y la anemia infantil?

En nuestro país los niños no son tan importantes como deberían ser. La gente prefiere lo material a la vida de los niños, lo cual es una brutalidad impresionante. Por ello, el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia, con esta movilización contra la desnutrición crónica y la anemia infantil, busca crear consciencia sobre lo que es más importante, que es luchar por la vida, que todos, especialmente los niños, tengan vida, y vida en abundancia.  Los problemas de la niñez son un tema de recorte de vida. Los padres no se dan cuenta de que dejan a sus niños abandonados, sin atención; es ahí cuando la vida se les recorta. Una familia que no nutre bien a sus hijos, que deja que sus niños tengan anemia, es una familia cuyos pequeños no tendrán un normal desarrollo intelectual. Aquí es donde tenemos que darle fuerza a todo lo que es educación, formación, a todo lo que es vivir sabiendo para qué vivimos. 

Hablamos de una movilización nacional. ¿Cuál es el rol de los alcaldes frente a esos dos graves problemas de desnutrición y anemia infantil?

Los alcaldes tienen que entender que están al servicio de la vida y que no pueden dejar que los niños desnutridos sean nada más que una pena para el municipio. No, ellos tienen que ser personas que en el futuro ayuden a vivir a los habitantes de su tierra, por eso hay que cuidarlos para que crezcan bien, para que puedan gozar y contribuir a la edificación de un mundo mejor. 

Hay alcaldes manifiestan su interés por brindar una mejor atención a la primera infancia, pero muchas veces eso no refleja en las políticas concretas. ¿Cómo pasar del discurso a la acción?

A los alcaldes, por su cercanía con la población, hay llenarlos de valores. Tengo la impresión de que nuestro país tiene una crisis de valores muy grande. Hemos tenido generaciones que han trabajado no por los valores, sino buscando salir del hambre. Hemos pasado la “pena negra” en el Perú: hemos tenido hasta terrorismo, y hemos vivido tratando de sobrevivir y no de vivir bien. Ahora se nos trata de hacer tomar conciencia de que hay muchas cosas que hay que construir y que nadie las va hacer si no las construimos nosotros mismos. En la familia los padres tienen que poner los valores y si nadie en la familia los tiene, hay que crearlos. En ese sentido, es muy importante la educación de todos los peruanos y la educación de los niños, sobre todo en la primera infancia, que es la etapa más importante de la vida. Lo más importante es la primera infancia, y la primera infancia que no está bien cuidada. 

Este año, según datos oficiales preliminares, se ha acelerado el ritmo de disminución de la desnutrición infantil respecto a los años anteriores, sin embargo la anemia infantil sigue aumentando.

La anemia se puede parar. Es mucho más fácil progresar en el tema de la anemia que en el de la desnutrición, porque este último abarca más aspectos de la salud humana. La desnutrición no debería haber alcanzado el nivel que tiene y lo que está pasando con la anemia infantil es un pecado. Con los multimicronutrientes, que tenemos comprados, es decir que no nos faltan, no hemos solucionado el mal de los pobres, y esto se debe a la falta de interés de los gobernantes, pero también a falta de cultura de los padres de familia.

¿Qué hace falta?

La falta de hierro es la falta de un nutriente muy importante al que no se le ha dado importancia. No hemos buscado las proteínas necesarias. Algunos padres de familia prefieren ver a sus hijos gordos, porque piensan que así se llenan de salud, y eso no es cierto. Entonces, hay toda una educación que hace falta desarrollar. He visto, felizmente, unos spots en la televisión que tratan de mostrar  a los niños de hierro, que cantan, que gozan, que indican las vitaminas que necesitan y los nutrientes, como las chispitas que se están dando a los niños. 

¿Cuál es el rol de la sociedad civil?

El rol de la sociedad civil es un poco lo que estamos haciendo como Grupo Impulsor Inversión en la Infancia. Somos una iniciativa ciudadana que tiene que difundir lo que ocurre con la infancia. Hay que tener vergüenza al saber que somos un país con anemia, pero la vergüenza no cura, entonces ahí hay que trabajar y poner nuestras alertas. Gracias a la sociedad civil, como el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia, hoy día tenemos una herramienta como el Infobarómetro de la Primera Infancia, con la cual cada municipio puede ir detectando dónde están los niños mal nutridos, sobre todo en los lugares más pobres, para asegurar la nutrición. En el campo es donde es más trágico el asunto. 

¿Cuál es su balance de este año con relación a la atención a la primera infancia?

Creo que es un balance entre doloroso y gozoso. Por una parte, se ha logrado una mayor concientización sobre el abandono en la atención a los niños, sin embargo, vimos cómo aumentaba la anemia, y en algunos lugares la desnutrición. Hemos tenido nuestro lado gozoso al ver cómo en algunos lugares se ha mejorado bastante. 

¿Y su balance de las acciones del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia?
"Es más fácil progresar en el tema de la anemia que en el de la desnutrición, porque este último abarca más aspectos de la salud humana", afirmó el padre Garatea.
Hemos tenido nuestros Encuentros Nacionales por la Primera Infancia, donde hemos descubierto que en el Perú se está haciendo caso a esta inversión por la niñez. Da gusto saber que el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia va siendo cada vez más representativo en esta lucha muy dura por la atención a los niños. Lo otro es que esta iniciativa ciudadana es un grupo muy cohesionado y con gente muy buena. Yo me alegro profundamente del grupo que somos y de todo lo que vamos logrando con paciencia, perseverancia, y sobre todo con mucho cariño por los niños. 

¿Un hito importante fue el III Encuentro Nacional por la Primera Infancia? 

Sí, el III Encuentro Nacional por la Primera Infancia ha sido muy importante. No sólo salió bien y nos han mirado bien, sino que creo que hemos hablado con claridad sobre la situación de la infancia. Creo que este encuentro ha sido bueno. 

¿El 2014 el Estado dio la respuesta que usted esperaba frente a los problemas de la primera infancia?

No esperaba una gran respuesta y, sin embargo, estoy entusiasmado por las cosas en las que nos han hecho caso. Creo que el Estado ha despertado al tema de los niños, sobre todo el Ministerio de Salud. 

¿Qué espera para el año 2015 en relación a la situación de la primera infancia?

Hay una cosa que me tiene enojado. Me molesta mucho que el Estado diga que el 2016 va a llegar a 10 por ciento en desnutrición infantil, y se dice eso como una gran cosa. Me enoja porque quiero que lleguemos a cero por ciento de desnutrición infantil. Hay que ponerle empeño a esto a través de una gran campaña por la niñez. Espero que podamos seguir trabajando y poder seguir peleando para lograr esta meta de desnutrición infantil cero. Hay que pelear por los niños porque son los más indefensos. 


IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Av. Javier Prado Oeste 1586 ofc. 201 San Isidro. Lima, Perú | 422-4241/222-0919 | contacto@inversionenlainfancia.net