ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
ENTREVISTA
Compartir en facebook

Yamila Osorio, gobernadora regional de Arequipa

“No hemos asignado un sol más para reducir en 10 puntos la anemia”

En la siguiente entrevista, la gobernadora regional de Arequipa, Yamila Osorio, resalta la importancia de la articulación intersectorial para combatir la anemia infantil, y destaca la relevancia de dar continuidad a las políticas dirigidas a la infancia. 

De acuerdo a los datos de la ENDES 2017, la región Arequipa redujo en 10,3  puntos porcentuales la anemia infantil durante el último año. A nivel nacional la anemia se mantuvo como promedio nacional en 43,6 por ciento.

¿Se puede decir que el país progresa cuando aún existe gran porcentaje de niños con anemia?

Sin lugar a dudas, esta enfermedad deja secuelas y consecuencias enormes en nuestras poblaciones vulnerables que precisamente son los niños indefensos que, a esta corta edad, menores de 3 años, no pueden expresarse. No pueden decir qué sienten. Por eso es una enfermedad silenciosa que sin lugar a dudas nos lleva, con gran preocupación, a decir que es lamentable que mientras nuestro país crece económicamente, nos vanagloriamos diciendo que somos un país pujante, que está creciendo, que las cifras son lo mejor, pero en términos de lucha contra la anemia, esto no se ve reflejado que vaya de manera paralela reduciendo e impactando. Entonces, esto sin lugar a dudas nos dice que hay una política social todavía débil que requiere del esfuerzo de todos.

¿Cómo adaptamos los proyectos y programas en la lucha contra la anemia y la desnutrición a las diversas realidades de las regiones? 

Lo que pasa es que nosotros tenemos una región muy diversa, donde hay muchas provincias, donde hay zonas de costa, donde hay zonas de sierra por encima de los 4 mil, 4500 metros sobre el nivel del mar. Es diversa hasta en nuestra dieta diaria. Nuestra alimentación diaria es diversa. Lo que debe de entender el gobierno central es que el país es diverso. No consumen lo mismo en la sierra, que en la selva o en la costa. Por lo tanto, las costumbres también son diferentes. Hay maneras o estrategias diferentes de llegar a la gente. Su propia idiosincrasia. Lo que hemos podido apreciar es que los programas presupuestales se crean y se crean estrategias de nivel nacional sin considerar la particularidad de cada pueblo. 

A pesar de esta situación, en el caso de la región Arequipa desde el año 2017 se inició un trabajo contra la anemia y la desnutrición crónica…

La estrategia que se empezó a implementar en principio se crea porque vimos una alerta que del 2015 al 2016, empezamos a tener la anemia en ascenso y eso no podía ser posible porque si el Estado destinaba programas presupuestales y te ponía metas, ¿cómo es posible que pudiera crecer la anemia a nivel regional? Vimos que había una falta de efectividad en la aplicación de estos programas, y eso fue lo primero que se atacó. Además, lo que hemos hecho en esta estrategia es matizar y ajustar a la realidad de nuestra región, cómo llegar a las familias, y que asuman consciencia y sean más responsables sobre la importancia de ejercer este control sobre los niños con anemia. Creo que lo primero que nos ha dado resultados ha sido escuchar. Escuchar a los profesionales de la salud. A quienes trabajan en un posta y que te digan qué dificultades encuentran para que los niños asistan a su control. Para que sus madres o sus padres los lleven. Para que cada vez se tome más conciencia sobre la importancia de asumir estos roles.

Este proyecto regional demuestra la importancia de trabajar teniendo como aliados a la comunidad…
 
Su trabajo voluntario ha sido fundamental. El agente comunitario va y busca a los padres para que lleven a los niños al control, va y sensibiliza, hace la visita domiciliaria y por eso es que, si observamos mas o menos del 2016 al 2017, las visitas domiciliarias se disparan, incrementan mucho más porque ya no es solo el trabajo del profesional de la salud, sino ya es la articulación y la suma con el agente comunitario. Más o menos hemos aumentado 8 mil visitas domiciliarias, lo cual es significativo.

¿Cuáles serían los otros puntos relevantes en este trabajo con los agentes comunitarios?

Lo primero la sensibilidad sobre el gran problema que existe en su comunidad sobre los casos de anemia y las consecuencias que esto genera. Una vez que tienes estos agentes empoderados, sensibilizados, es mucho más familiar que puedan acercarse al vecino y le expliquen qué pasa si no llevan a su niño a su control y qué problemas se van a venir a futuro, qué afectación neuronal les estas generando. Eso cala mucho más en el lenguaje del vecino, del que está más cerca a ti, a que venga y te lo diga una alta autoridad. El estar en contacto, de tú a tú, en las campañas, en este trabajo articulado con el personal de salud, me parece crucial.

Como segundo punto es transcendente la formación de los agentes comunitarios, no basta que sean voluntarios. Tiene que haber una formación y un tipo de equipamiento mínimo. Entonces por ejemplo en el caso de Arequipa, nosotros convocamos al sector privado. Nosotros tenemos a la minera Cerro Verde que nos colaboró con la capacitación de 100 agentes comunitarios de diferentes establecimientos donde hay deficiencias, donde no hay profesionales de la salud en suficiente cantidad porque es la realidad de la salud en nuestra región. Si no llega el personal a los pueblos alejados y es mínima la cantidad. Entonces, ¿cómo suples esa carencia? Con gente que puedas capacitar.

Otro aspecto importante ha sido el trabajo articulado con los diferentes sectores ¿En qué ha consistido esta labor?

Nuestro personal de salud coordina con el de educación e ingresan a las escuelas a hablar de la anemia. Es un trabajo que necesariamente tiene que ser articulado. Por una ordenanza declaramos de interés y prioridad regional la lucha contra la anemia en menores de 3 años y conformamos un comité técnico multisectorial de alto nivel donde se articula el trabajo de sectores como salud, educación, agricultura, saneamiento. Y todos estos actores que son los gerentes de más alto nivel dialogan.

¿La población ha tomado conciencia sobre el impacto de estos problemas que afectan el pleno desarrollo de la infancia?

Hay todavía poca sensibilización y conocimiento de las consecuencias que traen la anemia y la desnutrición crónica. Lo que pasa es que en el Perú aún estamos acostumbrados a hacer cosas muy visibles, un parque, un estadio, cosas monumentales. Nos estamos concentrando en el fierro y el cemento, cuando el fierro y el cemento no es lo único. ¿Dónde está el capital humano? Si ese capital humano desde pequeño no lo formo, no lo cuido, ¿qué voy a tener en el futuro? No estamos proyectándonos. Los gobernadores o alcaldes creen que son mejores según cuantas obras visibles hagan, por eso es que los medios de comunicación no difunden este tipo de informaciones porque no las pueden ver, pero en realidad son 5 mil niños que hemos rescatado de la anemia y en el futuro, son niños que van a poder aprender bien, no van a tener dificultades en el aula, van a producir bien.

Es algo muy silencioso, cuando se ve a estos niños que no lograste sacar de la anemia, a futuro, las consecuencias que van a generar en la productividad de un país. Es cosa seria. Y al final es crecimiento económico. Entonces si no lo empezamos a ver así, continuaremos con una visión muy cortoplacista. Ese es el gran problema de nuestro país.

Este proyecto es una muestra que se puede trabajar a favor de la infancia y obtener buenos resultados sin contar con más presupuesto…

Nuestros resultados no han implicado un sol más de presupuesto, solo ha sido a base de diálogo. De nuestro presupuesto no hemos asignado un sol más para reducir en 10 puntos la anemia. Si contáramos con mayor presupuesto trabajaríamos más en equipar los establecimientos de salud que todavía tienen carencias y dificultades para ampliar la cantidad de visitas domiciliarias.
 
Como parte de este proyecto también se ha creado el premio regional Anemia Cero ¿Cuál es su objetivo?

Las 5 micro redes de salud que han tenido mejor desempeño y que han reducido en mayor porcentaje la anemia, van a ser equipadas gracias al premio regional ANEMIA CERO. Esto con el objetivo de generar una competencia sana. Y lo estamos institucionalizando, porque se ha creado mediante un decreto regional. Entonces el gobernador que entre, va a tener que seguir haciendo el concurso. Y eso lo va a obligar a verificar indicadores, porcentajes y a hacer un monitoreo a la estrategia. Es una forma también de garantizar una continuidad a este importante trabajo a favor de la infancia. 



IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Calle Los Halcones 249 - Urb. Limatambo, San Isidro. Lima, Perú | 422 - 4241 | contacto@inversionenlainfancia.net