ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
ENTREVISTA
Compartir en facebook

Padre Gastón Garatea

“Trabajar por los niños y por los pobres es ir contra la corriente, contra el sistema”

Padre Gastón Garatea, coordinador nacional del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia, en entrevista con el Blog Inversión en la Infancia
Entrevista: Carlos Noriega

El padre Gastón Garatea, coordinador nacional del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia, que hace unos días fue distinguido por el diario Trome por su trayectoria social y su trabajo a favor de la primera infancia, llama la atención en este diálogo sobre la ausencia de un compromiso político y social con los niños y con los pobres, y reflexiona, desde una perspectiva crítica, acerca del rol la Iglesia Católica en el trabajo a favor de los pobres y de la infancia.   

¿Cómo toma este reconocimiento que el diario Trome le acaba de hacer por su trayectoria social y su trabajo a favor de la primera infancia?

Este reconocimiento no es solamente a mí, es un reconocimiento al trabajo de todo el equipo de Inversión en la Infancia. Estoy muy contento porque tenemos un equipazo en Inversión en la Infancia, un equipo notable. El hecho que se destaque este trabajo a favor de los niños, que sea yo o que sea otro el premiado no importa, es importante en el país. Me da mucho gusto que se reconozcan estas cosas, porque aquí estamos trabajando con un tema, como la infancia, que no es reconocido.

¿Trabajar para poner como una prioridad en la agenda nacional el tema de la primera infancia, como hace el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia, es, de alguna manera, ir contra la corriente del sistema?

Eso es verdad. Estamos en una pelea contra el sistema, que margina, no toma en cuenta a los niños. Lo mismo sucede en otros temas. Cuando hemos trabajado por los pobres, también era ir contra el sistema, contra la corriente. Los niños no existen en la vida real. En este país no se invierte en educación lo que se debe invertir. Los colegios nacionales no son buenos, son malos. Los niños no saben las operaciones básicas en matemáticas, no comprenden lo que leen. La educación está hecha un desastre. Y la educación del niño hasta los cinco años, del cual nos estamos ocupando nosotros, es todavía peor.

¿Por qué no hay una conciencia nacional sobre la importancia vital de invertir en la infancia, en los pobres?

"El tema de los pobres es un tema que está presente, no es un tema que está olvidado, pero no se está tomado con la importancia que debería tomarse", resalta Garatea.
Porque los pobres no son vistos como importantes. El tema de los pobres es un tema que está presente, no es un tema que está olvidado, pero no se está tomado con la importancia que debería tomarse. Dicen ‘los pobres están acostumbrados a esto, a vivir así’. Y los niños no cuentan, no existen, y si existen molestan. Así son vistos los niños.

¿A partir del trabajo que se viene realizando desde el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia, cuánto siente que se ha avanzado, en estos últimos años, en la tarea de terminar con esa indiferencia con la niñez?

Hemos avanzado en esa tarea, las cosas están cambiando, pero todavía falta mucho por hacer. Parece que tiene que haber una enfermedad grande, una plaga que mate muchos niños, para que ellos sean tomados en cuenta. ¡Cómo es posible que se mueran tantos niños por el frio, mientras el resto del país está muy tranquilo! Y esto se repite todos los años. Eso te deja pensativo. Nosotros hemos comenzado a hacer las Casitas Calientes en Puno porque hemos visto que se morían muchos niños por el frío, y hemos hecho esto con creación peruana, no hemos importado nada, y esta es una alternativa barata para terminar con las muertes a causa del frío. Ahora el Estado ha comenzado a hacer lo mismo, le ha cambiado el nombre a las Casitas Calientes por el de Casas Climatizadas; bueno, está bien, pónganle el nombre que quieran, lo importante es que hagan.

¿Cómo ve, como sacerdote, esta situación de desinterés mayoritario por los niños, por los pobres? El Evangelio señala un compromiso preferente por los pobres, ¿por qué no existe ese compromiso en una sociedad que es mayoritariamente católica y debería seguir esos principios? ¿Qué está pasando en este aspecto con la Iglesia Católica?

En el Evangelio es muy clara la opción de Jesús por los pobres y por los niños. Eso me parece muy importante, pero en la Iglesia no lo ves. Esta opción por los pobres es una opción de la Iglesia latinoamericana, no es de la Iglesia universal, aunque el Concilio Vaticano lo dice, pero no se le hace caso Y por los niños, nada. Eso pasa porque en la Iglesia Católica nos hemos mundanizado, nos hemos puesto en la Iglesia los mismos criterios del mundo, y los criterios de la Iglesia son otros, con otros valores. Para acercar la Iglesia a los pobres espero mucho de este Papa, que ya comenzó a hablar de los pobres, y lo está haciendo bien; con todo su carisma y gracia, el Papa ha comenzado a decir cosas terribles.

¿Y en el Perú, qué pasa con la Iglesia Católica y el compromiso con los pobres y los niños?

En el Perú estuvimos bien en una época, en los años de Medellín, de Puebla, en los años ‘60 hasta fines de los años ‘70. En esos años, el progreso de la Iglesia estuvo en las congregaciones religiosas, con una gran cantidad de comunidades de curas y de monjas que sí salieron del centro al campo, que fueron a barrios muy pobres, pero los obispos no salieron, y algunos ni siquiera han tocado en sus prédicas el tema de los pobres, y hemos tenido pobreza dramática, hemos tenido años muy malos. Después de ese período hemos perdido mucho. En los años ‘90, y desde el año 2,000 hasta ahora, nuestra Iglesia se ha achatado. El miedo a los pobres se los comió. Tenemos que renovarnos. Ojalá que el actual Papa nos sacuda.

¿La Iglesia Católica en el Perú es una Iglesia alejada de ese compromiso con los pobres?

Hay algunos obispos que sí tienen las cosas claras en ese compromiso con los pobres, como el arzobispo de Huancayo, Pedro Barreto; el obispo de Chulucanas, Daniel Turley; o el obispo de Tacna, Marco Antonio Cortez, que son muy cercanos a los pobres. Pero la otra Iglesia se nos ha encaramado como una Iglesia autoritaria y cercana a las autoridades.

¿Y en las autoridades políticas no ha visto un compromiso real con los pobres y la infancia?

Los intereses de la clase política van por el poder, la lucha por el poder los absorbe. Aunque hay algunos políticos que son rescatables. Cuando vas y hablas con ellos, te dicen que sí toman en cuenta el tema de los pobres, pero después no es así. Cuando me reunía con Toledo, él hablaba del problema de los pobres y decía que se tenía que encarar frontalmente el problema de la pobreza, pero después se olvidaba del tema. Valentín (Paniagua) sí tomó en cuenta seriamente el tema de la pobreza. Con él hicimos la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza.

"Se dice que hemos mejorado mucho, que hemos crecido económicamente, pero sales a la calle y sigues viendo la pobreza que había antes", señala el Padre Gastón Garatea.
¿Y el actual gobierno?

Creo que Humala tiene interés por los pobres, es cercano a los pobres, pero la planificación del gobierno no sé si está tan claramente a favor de los pobres, aunque han hecho cosas buenas. La creación del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social es algo muy bueno, y la ministra Carolina Trivelli es muy buena, con experiencia, y sabe entrar al mundo de los pobres; otra persona que es buena para el trabajo a favor de los pobres es la ministra de Educación, Patricia Salas, que ha trabajado conmigo en la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza; y tengo una buena impresión de la ministra de la Mujer, Ana Jara. Pero de otros ministros no tengo esa impresión, no veo que tengan en su pensamiento trabajar por los pobres.

¿Y cómo ve la respuesta del gobierno al tema de la primera infancia y la prioridad que se le debe dar?

He conversado con la primera dama Nadine Heredia sobre el tema de la infancia, ella le entra a este tema -en general, las mujeres con hijos entran a este tema, lo entienden más- pero todavía no lo ha priorizado como debería hacerlo.

¿No ve políticas que estén cambiando esa dinámica de exclusión de los pobres y los niños?

No, no las veo. En el papel sí las hay, tenemos discursos bonitos sobre inclusión social, pero en los hechos no hemos dado el paso a favor de la inclusión que se dice que hemos dado. Y tenemos plata como nunca hemos tenido para hacerlo. Se han dado avances interesantes en reducción de la pobreza, es verdad, para eso creo que nos han ayudado los buenos años que tiene el Perú en materia económica, pero no ha sido una reducción tan significativa como debería serlo. Se dice que hemos mejorado mucho, que hemos crecido económicamente, pero sales a la calle y sigues viendo la pobreza que había antes. Vemos construcciones bonitas, es cierto, pero vamos a los barrios pobres y seguimos viendo los mismos desastres, la misma pobreza. No veo una política de servicio a los pobres. Hasta ahora la tendencia es que los pobres tienen que servir, no servir a los pobres.

¿Qué está faltando para consolidar el tema de la infancia como una prioridad en la agenda política y en las preocupaciones de la población?

Tenemos que hacer una gran campaña con los medios de comunicación, porque los medios de comunicación pueden hacer maravillas. Creo que si tuviéramos, al menos, un artículo semanal que nos explique la pobreza, lo doloroso de la pobreza, la importancia de invertir en la infancia, habría mayor conciencia sobre la urgencia de actuar decididamente frente al problema de la pobreza y a favor de la niñez.

¿Diría que ahora los medios de comunicación están desconectados de los temas de fondo del país, como la pobreza y la infancia?

Los medios de comunicación se han vuelto chismosos, y son politiqueros, no están interesados en los temas de fondo. Tenemos que reconquistar a los periodistas. He visto a Güido Lombardi en sus buenos tiempos tocar temas difíciles, espinosos, y tratarlos con altura. A él habría que buscarlo. Hay un programa radial muy interesante, “Ampliación del domingo”, en RPP, con Chema Salcedo y León Trahtemberg, que ha tomado muy en serio el tema de los niños, de la primera infancia. Ese es un muy buen ejemplo.


IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Calle Los Halcones 249 - Urb. Limatambo, San Isidro. Lima, Perú | 422 - 4241 | contacto@inversionenlainfancia.net