ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
EXPERIENCIA
Compartir en facebook

Proyecto Creciendo Juntos de Red Innova

Los niños como prioridad de los municipios y la comunidad

Creciendo Juntos atiende a 737 niños y niñas de 0 a 3 años para mejorar su nutrición, salud y educación.
En el distrito de Belén, a unos minutos del centro de la ciudad de Iquitos, viven unas 70 mil personas. Precarias casas de madera, carencia de servicios básicos, insalubridad y pobreza, marcan la vida en este lugar. Durante varios meses al año, Belén se inunda, convirtiéndose en un distrito flotante. Sus pobladores deben refugiarse en las partes altas de sus pequeñas casas, rodeados de aguas contaminadas.

Tres niños nadan y juegan felices en las aguas turbias y contaminadas. Un poco más allá, un niño que bordea los cinco años sale a la puerta de su casa, se inclina y se lava los dientes con las sucias aguas del río que rodean su casa, y todo el distrito. En esas mismas aguas se arroja la basura, y ante la falta de baños en las viviendas el río que inunda Belén también sirve como letrina.

Pero cuando el agua desaparece, los peligros para la salud de los niños, y de todos los habitantes de Belén, no desaparecen. Cuando el río baja, todo se vuelve fango. Los habitantes de Belén dejan las canoas para caminar entre el barro y desperdicios. La insalubridad asoma por todos lados.
  
Creciendo Juntos

Belén es uno de los dos distritos de la provincia de Maynas, en Loreto, donde opera el proyecto Creciendo Juntos, de la Asociación Red Innova. El otro distrito es Mazán. Este proyecto también se desarrolla en Río Tambo, en Junín. Creciendo Juntos, financiado por la Fundación Bernard van Leer de Holanda, se inició hace dos años con un fondo semilla de 100 mil soles en cada uno de estos tres lugares. El 80 por ciento de este monto ha sido entregado por el proyecto Creciendo Juntos y el otro 20 por ciento por cada una de las municipalidades.

En estos tres lugares, Creciendo Juntos atiende, en total, a 574 familias, 737 niños y niñas de 0 a 3 años y 52 mujeres gestantes. El objetivo es mejorar la nutrición, salud y educación de los niños y niñas, y también la nutrición y cuidado de las mujeres gestantes para así prevenir la desnutrición del recién nacido.

En Belén el proyecto Creciendo Juntos llega a 346 familias, 484 niños y niñas, y 31 mujeres gestantes; en Mazán a 168 familias, 184 niños y niñas y 13 mujeres gestantes; y en Río Tambo atiende a 60 familias, 69 niños y niñas y 8 madres gestantes.   

En las visitas domiciliarias que hacen las promotoras de este proyecto, se controla el peso y talla de los niños para ver si están creciendo adecuadamente
El proyecto Creciendo Juntos tiene, como un aspecto central, el fortalecimiento de las capacidades de los municipios, y también de la organización comunal, para atender a la primera infancia. Además de capacitar a las promotoras, se han formado Oficinas de Atención Integral, Instancias de Articulación y Coordinación y Comités de Gestión para la Primera Infancia, así como Centros de Vigilancia Comunal que están articulados al sector Salud.

Este proyecto también se apoya a la población para mejorar las condiciones de salubridad de sus casas y se han desarrollado acciones para promover biohuertos familiares.

Promotoras comunitarias capacitadas por este proyecto visitan en sus casas a las familias de estos distritos. Ellas juegan un papel central en este proyecto. En las visitas domiciliarias que hacen, controlan el peso y talla de los niños para ver si están creciendo adecuadamente o si tienen un problema de desnutrición, y orientan y asesoran a las madres, y a los padres, de estos niños, para una buena crianza de sus hijos, promueven una alimentación saludable en los niños y las mujeres gestantes, y hábitos de higiene para reducir las enfermedades.

Logros

Entre agosto de 2011, cuando se inició el proyecto Creciendo Juntos, y diciembre de 2012, en Belén la desnutrición crónica infantil se ha reducido de 45 por ciento a 36 por ciento; los niños que asisten al Centro de Vigilancia Comunal para controlar su crecimiento, nutrición y salud, ha subido de 10,7 por ciento a 41,1 por ciento; y el porcentaje de niños con DNI se ha elevado de 71,2 por ciento a 78,6 por ciento.

Este proyecto también se apoya a la población para mejorar las condiciones de salubridad de sus casas y se han desarrollado acciones para promover biohuertos familiares.
En ese mismo período, en Mazán la desnutrición crónica infantil disminuyó de 38 por ciento a 36 por ciento, los niños que van al Centro de Vigilancia Comunal se elevó de 22,5 a 89,3 por ciento, y el porcentaje de niños que tienen DNI subió de 65,1 por ciento a 90 por ciento.

En el caso de Río Tambo, los logros han sido una reducción de la desnutrición crónica infantil de 49 a 47,5 por ciento, un alza en los niños atendidos en el Centro de Vigilancia Comunal de 15,7 a 25 por ciento, y un incremento de los niños con DNI de 60,2 por ciento a 68,6 por ciento.
 
Después de dos años, el proyecto Creciendo Juntos ingresa a una segunda etapa. El objetivo es extender su cobertura en estos tres lugares. La meta planteada es terminar esta segunda etapa, que debe durar unos tres años, con una atención a 1,767 familias y 2,276 niños y niñas.

Alcaldes de Mazán y Belén

El alcalde de Mazán, Edward Reátegui, señala, en entrevista con el Blog Inversión en la Infancia, que el proyecto Creciendo Juntos “ha tenido un efecto muy positivo en la vida de los niños y niñas de nuestro distrito”. “A los dos años –precisa- ya tenemos buenos resultados. El último año hemos bajado en nuestro distrito dos puntos porcentuales la desnutrición crónica infantil, esperamos que en los años siguientes estemos bajándola alrededor de cuatro puntos porcentuales anuales. Esto con la presencia de más promotoras, profesionales del sector salud y del sector educación, y con las visitas domiciliarias”.

Alcaldes de Mazán, Edwar Reátegui, y de Belén Hermógenes Flores, comprometidos con el proyecto Creciendo Juntos
Sobre los recursos destinados por su gestión municipal a la atención de la primera infancia, el alcalde de Mazán, que asegura que la niñez es la prioridad de su gestión, indica que “este año en el presupuesto participativo comprometimos 80 mil soles para fortaleceré este proyecto de atención a la primera infancia y tenemos prácticamente asegurados 70 mil nuevos soles dados por una empresa petrolera. Con eso tenemos 150 mil soles para este año, queremos llegar a 250 mil soles para así poder cumplir la meta de atender al cien por ciento de los niños y niñas de la capital del distrito, que son unos 400, ahora atendemos a 186 niños, y a los niños de las tres comunidades más grandes de las 73 comunidades que forman el distrito. Con eso atenderíamos al 50 por ciento de los niños de todo el distrito. La idea es captar fondos de las diferentes instituciones públicas y privadas para poder implementar este proyecto en una siguiente etapa que pueda significar la atención al cien por ciento de los niños de nuestro distrito”.

Por su parte, el alcalde de Belén, Hermógenes Flores, asegura que “gracias a un trabajo casa por casa que hacemos como parte del proyecto Creciendo Juntos hemos llegado a unas 460 familias y así hemos logrado bajar la desnutrición crónica infantil, inscribir a los niños que no estaban registrados para que tengan partida de nacimiento y DNI, y sensibilizar a las familias en el cuidado de sus hijos. La población participa al ciento por ciento en este proyecto y están cosechando lo que han aprendido”.

Flores destaca la coordinación de la Municipalidad de Belén con otros sectores. “Con la RENIEC hemos hecho un convenio estratégico donde nosotros hemos donado las áreas para atender y ellos implementan todo. También hemos hecho lo mismo con otras entidades, como salud; los centros médicos juegan un papel fundamental”.

“Ahora estamos en un proyecto más ambicioso de un millón doscientos mil soles, que ya no sólo va a abarcar los cuatro sectores de Belén a los que ahora llega el proyecto Creciendo Juntos, sino a los doce sectores del distrito. Estamos trabajando con Red Innova y estamos haciendo llegar a la ministra de Salud este proyecto, que esperamos que beneficie a 1200 familias. Paralelo a esto estamos iniciando un proyecto para mejorar las condiciones de acceso a agua, vivienda, desagüe, pistas, veredas, con una inversión de 150 millones de soles”, asegura el alcalde de Belén.

La voz de las promotoras

Promotora del proyecto Creciendo Juntos, Mariela Mendoza, en premiación a las mejores promotoras de dicho proyecto en Belén y Mazán.
Recientemente fueron premiadas como las mejores promotoras Geyla Saboya, del distrito de Belén, y Mariela Mendoza, del distrito de Mazán. Ellas fueron reconocidas por Red Innova por su importante labor a favor de la primera infancia de sus distritos a través de su actividad como promotoras del proyecto Creciendo Juntos.

En diálogo con el Blog Inversión en la Infancia, Geyla Saboya señaló que “el proyecto nos ayuda para que nuestros hijos no estén desnutridos, nos apoya con medicinas para que nuestros niños no sufran enfermedades. Nosotras como promotoras visitamos a las familias. Hay apoyo de las madres, y también de los padres, que se preocupan para que sus hijos vivan mejor”.

“La labor como promotora de este proyecto es amplia y muy bonita, porque trabajamos para ayudar a los niños más pequeños, menores de tres años. Nuestro trabajo como promotoras consiste en sensibilizar a las familias para que los padres puedan darles la atención adecuada a sus hijos, darles buenas alimentación, educación, atención. Cuando comenzó el proyecto era un poco difícil tener la atención de las madres, pero ahora que conocen el proyecto quieren que las visitemos y nos reciben con gusto”, le comentó a este blog Mariela Mendoza.


IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Calle Los Halcones 249 - Urb. Limatambo, San Isidro. Lima, Perú | 422 - 4241 | contacto@inversionenlainfancia.net