ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
ENTREVISTA
Compartir en facebook

Elisbán Ochoa, gobernador regional electo de Loreto

“Si todos nos ponemos la camiseta vamos a ganarle el partido a la desnutrición y a la anemia infantil”

El gobernador regional electo de Loreto, Elisbán Ochoa, lamentó los altos índices de anemia y desnutrición en su región. Sostuvo que buscará articular esfuerzos para mejorar esta preocupante situación.

En la región Loreto hay más de 40 mil niños menores de tres años con anemia y más de 26 mil que sufren desnutrición crónica. Es un gran desafío para su gestión mejorar esta situación...

Si, la situación de los niños en Loreto para nosotros es un gran reto en diferentes aspectos. Tenemos serias falencias en diferentes sectores en nuestra región y indudablemente hemos logrado a través de las propuestas socializar algunas ideas importantísimas para trabajar principalmente lo que nosotros llamamos el futuro de Loreto.  

¿Iniciando por la inversión en la infancia y en la niñez?

Definitivamente. Invertiremos en la infancia y en la niñez porque en nuestra región hay terribles indicadores de anemia y de desnutrición infantil. Esto nos preocupa mucho. Sabemos que esos indicadores reflejan solo lo que se puede medir, pero hay zonas en la Loreto como el Alto Napo, el alto Pastaza, el Alto Morona, donde la anemia supera el 80 por ciento y la desnutrición está por encima del 60 por ciento. Esta situación definitivamente nos preocupa porque si no hacemos algo estamos condenando a nuestros niños, que son el futuro Loreto, a un futuro totalmente incierto.

Ante esta preocupante situación de la infancia ¿Por dónde comenzar a trabajar?

Uno de los temas vitales en nuestra propuesta es impulsar fuertemente el desarrollo productivo de las familias para poder generar seguridad alimentaria de nuestra infancia y niñez. Otro aspecto importante es socializar esta problemática en todos los niveles de Loreto, para poder platearnos objetivos y metas para cumplir con los niños y sacarlos a la infancia de este terrible drama que hoy atraviesa.

En nuestra experiencia como sociedad civil hemos trabajado con municipios locales de la región Loreto logrando disminuir estos indicadores. Sin embargo, a nivel regional no se han mejorados los promedios ¿Qué ha fallado?

Desde el gobierno central hasta los otros niveles de gobierno nos hemos equivocado en la política de enfrentar el desarrollo integral de nuestros pueblos. Hemos priorizado la cultura del fierro, del cemento y  del ladrillo y no hemos invertido en el campo, no hemos invertido en la mente de nuestros niños, de nuestros hijos. Creemos que ha sido importante la inversión en esos temas, pero más importante hoy por la crisis que atravesamos en Loreto es invertir en la educación, en la producción para darle valor al legado, para poner en valor lo que tenemos y eso indudablemente va a generar oportunidades económicas y sociales para todos. Con esto podremos levantar el nivel de vida en nuestros pueblos. 

¿Es decir, junto a la acción efectiva del combate contra la anemia y la desnutrición, hay una propuesta de seguridad alimentaria nutricional?

Definitivamente. Vamos a impulsar el desarrollo productivo y le desarrollo piscícola acuícola y también vamos a trabajar la agro-industria y los bio-negocios. Con el desarrollo productivo en las familias se va a generar mejor alimentación, mejor economía en la población.

Esto demandará un trabajo con los distintos niveles de gobierno ¿Cómo se va a dar esta articulación? 
Estamos desarrollando una política regional para involucrar a los otros niveles de gobierno para trabajar el aspecto del desarrollo social, la niñez y la población. Si tenemos claro nuestros objetivos con líderes que trabajan en función de  esos objetivos, definitivamente vamos a alcanzar nuestra meta: bajar significativamente los índices de anemia y la desnutrición en Loreto. 

¿Cuál es su meta trazada para reducir la anemia y la desnutrición infantil?

Nos hemos comprometido bajar a 20 puntos de la  anemia y la desnutrición entre 8 y 10 puntos. Para lograr esto vamos a capacitar a la población, porque se tiene que dar un movimiento social para acabar con estos problemas, que tienen que ser enfrentados transversalmente. Creemos que si todos nos ponemos la camiseta vamos a ganarle el partido a la desnutrición y a la anemia de nuestros niños.  

¿Este significa que como gobernador regional usted será el líder del combate contra la anemia y la desnutrición en Loreto?

Así es. Vamos a firmar un acuerdo con los alcaldes distritales y provinciales, un acuerdo por el futuro de la niñez loretana. Ese va a ser el tema central de nuestra propuesta y ahí vamos a involucrar a todos los niveles de gobierno a instituciones  públicas y privadas, como a las organizaciones de la sociedad civil. Pero también le vamos a pedir al gobierno nacional mayor atención a este problema, porque la realidad nos ha enseñado que mientras se invierten enormes cantidades de dinero desde el gobierno central, este dinero no llega a los gobiernos regionales porque se quedan en el camino o porque se firman acuerdos económicos con algunas instituciones, que más parecen instituciones comerciales… 
La Comisión Interministerial de Asuntos Sociales (CIAS) está planteando la descentralización del presupuesto, depende de los gobiernos regionales que esto se cumpla…

Lo que el gobierno central también tiene que entender es que debe profundizar la descentralización real no solo de la economía del país. Podemos ver ahora que el gobierno central se queda con el 75 por ciento del presupuesto y solo el 25 por ciento restante se divide entre los más de mil ochocientos municipios y 24 regiones. Y lo real es que el gobierno central no gasta ni el 50 por ciento de su presupuesto, y nosotros tenemos que valernos de ese 25 por ciento para los enormes problemas que tenemos a nivel regional, provincial y local.

Otro aspecto importante en el combate contra la anemia y la desnutrición será el uso de los productos regionales que tiene Loreto…

Indudablemente. Tenemos muchos productos, como el ejemplo el camu camu que es un gran fijador de hierro no y que debería estar en la dieta diaria de los niños. Lo que pasa es que siempre nos han impuesto criterios que no se condicen con nuestra cultura, con nuestra idiosincrasia. Tenemos una diversidad distinta, una composición social totalmente diferente al resto del país y que no sido tomada en consideración. Por ejemplo, en Loreto el programa social del vaso de leche distribuye una leche que definitivamente no se consume en las zonas rurales de la región. Se debe diseñar una ley que permita que el vaso de leche distribuya productos de cada región y eso podría ser consumido por nuestros niños. Lo mismo sucede con el programa de alimentación escolar Qali Warma.

Lo que es un consenso es que si seguimos haciendo lo mismo no podremos mejorar la situación de la infancia…

Debemos entender que estos son problemas que debemos superar, tenemos que hacer algo o cerramos la puerta definitivamente al futuro de nuestro país y en particular a los niños de Loreto, que son el futuro de nuestra región.

¿Cuál sería el rol de la sociedad civil en este trabajo?

Le agradezco la oportunidad de permitirme hacer llegar nuestra preocupación. La sociedad civil debe seguir apoyándonos con su experiencia para no inventar las cosas y así poder mejorar la situación de la infancia en Loreto. Des aquí también hago un llamado al empresariado nacional, que tiene una deuda social con el pueblo peruano. Va a ser importante que el Perú se movilice para luchar contra la anemia y la desnutrición.  


IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Calle Los Halcones 249 - Urb. Limatambo, San Isidro. Lima, Perú | 422 - 4241 | contacto@inversionenlainfancia.net