ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
OPINION
Compartir en facebook

La infancia es primero

Por: Padre Gastón Garatea*

La actual situación política no puede ignorar ni postergar los temas fundamentales e importantes que el país tiene que asumir, como mejorar la situación de los niños. En este momento complejo, el tema de la infancia, el tema de la supervivencia de los niños y su bienestar siguen siendo prioritarios. Tenemos que preocuparnos por la crisis política, pero a pesar de todos estos líos dejar de lado el trabajo a favor de la primera infancia no es una opción.

Ha habido avances importantes a favor de la infancia, porque cuando comenzamos nuestro trabajo, este tema no tenía un lugar importante en la discusión en la agenda política y social del país. Hoy vemos a un Estado más consciente sobre la situación de los niños y principalmente acerca del daño que hace la anemia y desnutrición crónica a su desarrollo. 

Como Inversión en la Infancia vamos a pelear por alcanzar la meta de desnutrición crónica y anemia cero. Esos son nuestros pilares fundamentales de acción y trabajo. Si bien como iniciativa ciudadana no tenemos la capacidad de actuar sobre un proyecto tangible, sí tenemos la capacidad de influir en las acciones que asuman las autoridades. 

Sin embargo, los problemas de la infancia aún son graves. Cerca de la mitad de los niños menores de cinco años sufren de anemia y más de 370 mil padecen de desnutrición crónica. Y esto se agrava principalmente por las deficiencias estructurales que tenemos, como por ejemplo la distribución de presupuesto y la mala gestión que existe de los recursos asignados.

Aún hay retos importantes para mejorar la situación de los niños. El primero es asumir el cumplimiento y la tarea de solucionar los problemas de anemia y desnutrición infantil. Segundo, hacer un análisis del impacto que han tenido los recursos asignados para atacar estos dos graves problemas. Y el tercer reto, es no seguir generando una atmósfera de desconfianza sobre el trabajo que se hace.

Por otro lado, en medio de esta situación, la llegada del Papa es una especie de bendición de Dios. Debemos escuchar al Papa sin prejuicio, escuchemos y hagamos caso. Tenemos que ver la llegada del Papa como la venida de Dios a nosotros. Un Dios que nos viene a hablar de los pequeños, no de las grandes cantidades de dinero, sino de la capacidad de ser hermanos unos con otros.


*Padre Gastón Garatea, sacerdote, miembro directivo de la iniciativa ciudadana Inversión en la Infancia

IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Calle Los Halcones 249 - Urb. Limatambo, San Isidro. Lima, Perú | 422 - 4241 | contacto@inversionenlainfancia.net