ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
OPINION
Compartir en facebook

ECE 2014: Nuevas razones para renovar la voluntad política

Por: Alejandro Cussiánovich*

Ciertamente que los resultados de la ECE 2014 son portadores de logros largamente esperados; ha sido necesaria  casi una década para confirmar que hay aspectos, dentro de los parámetros establecidos para la medición, que han mejorado de forma, incluso, fuera de  lo calculado. Y es que una secuela de mediciones arrojaron desde hace largos años una serie de deficiencias que se prestaron a apreciaciones marcadas por el pesimismo, y presentadas a la opinión pública bajo el signo de cierto determinismo, de la alarma social y la incriminación a las deficiencias de docentes, a la falta de control de autoridades, a las limitaciones materiales, cuando no a la corrupción en el sector Educación. Pues bien, hoy hay razones consistentes para mirar las cosas de forma más matizada, menos fatalista, e incluso con el entusiasmo justo que emana de ver que hay avances sustantivos que sería poco serio no reconocer.

El factor determinante del acompañamiento a docentes

Uno de los factores que han cobrado importancia en los resultados obtenidos es el acompañamiento hecho a los docentes. Acompañar no es fiscalizar, no es censurar; es colaborar, es cotejar, es reflexionar, imaginar y desarrollar creatividad juntos. Aquí, ciertamente, hay dos elementos fundamentales. El primero refiere a compartir experiencia acumulada, transmitir las experiencias exitosas, es decir, hacer de la práctica el núcleo central del aprendizaje dialogante también del docente. Y un segundo aspecto, es la relación intergeneracional entre docentes con años de servicio y los que se inician. Ciertamente que todo ello demanda relaciones signadas por el respeto, el reconocimiento y el estímulo. El acompañamiento es una práctica necesaria para la renovación profesional y la reactivación de la vocación docente.

Que el entusiasmo no nos quite la urgencia del sentido crítico

En efecto, una lectura pausada de la ECE 2014 nos obliga a reconocer la complejidad del mundo de la educación y cómo ésta es deudora del contexto global, de la orientación histórica dominante y de las políticas sociales, que dentro de dicho sistema se diseñan y priorizan, se financian, implementan y se evalúan. Tema central es si los avances logrados en los aprendizajes se equivalen a las urgencias planteadas para el desarrollo de la condición humana, el sentido y ejercicio de ciudadanía y la construcción de una cultura democrática,  así como la superación de secuelas dejadas por la violencia de desigualdades provocadas, de estigmatizaciones construidas, de desafiliaciones de grupos y de poblaciones dejadas a su suerte. Parte de ello refiere a quienes no logran reconocerse en la Educación Básica Regular y para quienes la Educación Básica Alternativa, la Educación Intercultural y Bilingüe, la Educación Comunitaria y la propia Educación Productiva, podrían constituir una real y válida opción.

El rol de la educación frente a las violencias

La ECE 2014 no ha medido el fenómeno de la violencia y sus marcas inscritas en el cuerpo, en la subjetividad de los chicos y chicas que llegan a las escuelas públicas y privadas, en costa, sierra y selva. Hay pautas de crianza y de corrección que suelen ser reproductoras de violencias. El tema de conducta, de aprendizaje de límites, de la necesidad de corregir adecuada y oportunamente, son temas que preocupan a padres y madres, a maestros y maestras, a autoridades. Pero es fundamental contar con instrumentos que no sólo apunten a superar aquello de castigar de forma moderada como lo recoge el Código de Niños y Adolescentes vigente, sino a contar con un instrumento que coloque lo del castigo físico y humillante en el marco de la violencia. Ello además desborda la cuestión meramente de niños, niñas y adolescentes. Quién sabe si ciertas prácticas de castigo de las propias rondas campesinas o urbanas no debieran ser igualmente superadas.

La ECE 2014 nos invita a seguir porfiadamente el largo proceso que explica los logros alcanzados no obstante los retos que quedan por delante.


*Alejandro Cussiánovich, educador, miembro del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia

IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Calle Los Halcones 249 - Urb. Limatambo, San Isidro. Lima, Perú | 422 - 4241 | contacto@inversionenlainfancia.net