ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
OPINION
Compartir en facebook

La primera infancia y los retos para el 2015

Por: Salvador Herencia*

Debemos comenzar diciendo que en el año 2014 hemos avanzado en el esfuerzo -al cual el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia viene contribuyendo- de poner el tema de la primera infancia en la agenda del país, en la atención nacional y de los gobiernos regionales y locales, pero, sin duda, todavía falta mucho por hacer en ese terreno. Lo que antes estaba ausente, ahora aparece entre las preocupaciones de gobiernos regionales y alcaldes, al menos como discurso, pero todavía no con la suficiente extensión, fuerza y convicción.

Los problemas de la coyuntura, del día a día, los escándalos del momento, muchas veces alejan la atención de lo fundamental para el desarrollo y el bienestar del país. Nuestra labor como Grupo Impulsor Inversión en la Infancia es incidir en el debate social y político, no solamente a nivel nacional sino también desde el nivel local en todo el país, para que se aborden los problemas de fondo, como la infancia, dándoles la prioridad que deben tener. 

El año 2014 trajo algunos avances en las políticas dirigidas a la infancia y la situación de los niños y niñas -los datos preliminares de la ENDES 2014 anuncian una reducción de la desnutrición crónica infantil en el primer semestre del año de 17,5 a 14,1 por ciento a nivel nacional- pero también preocupantes retrocesos, como el incremento de la anemia infantil, que se ha elevado hasta el 50 por ciento.

Estos promedios nacionales, siendo preocupantes, ocultan las grandes brechas que existen en el país, con provincias y regiones donde la desnutrición y la anemia infantil superan el 70 o el 80 por ciento. No deben preocuparnos solamente los promedios nacionales de desnutrición o anemia infantil, sino, fundamentalmente, las enormes brechas que vemos en el país. Tenemos por delante el reto de reducir estas inaceptables brechas. Esa tiene que ser una tarea prioritaria.  
 
Comenzamos este nuevo año con un dato que nos debe interpelar y movilizar a todos: en el Perú hay más de 400 mil niños y niñas menores de cinco años con desnutrición crónica y un millón con anemia. Tenemos que tomar conciencia que detrás de las cifras y porcentajes de desnutrición, anemia o falta de acceso a la escuela, hay rostros y vidas de niños y niñas. No son cifras frías, no son sólo estadísticas para el análisis, son cifras con rostro humano, vidas que están siendo afectadas, sesgadas.  

Esta es una situación intolerable, algo que nos debe indignar como seres humanos, y frente a la cual no podemos permanecer impasibles. Tenemos que actuar urgentemente con acciones concretas y concertadas entre todos los niveles de gobierno y la sociedad civil, y con eficacia, para terminar con esta realidad. El país tiene los recursos económicos y humanos para hacerlo.

Un reto central para el 2015  debe ser combatir la desnutrición y la anemia infantil como una prioridad de los alcaldes y nuevas autoridades locales que el 1 de enero de este año asumieron sus funciones. Para eso es fundamental, como Estado y sociedad civil, comprometerlos en esa tarea. Pero también es nuestra responsabilidad dar los instrumentos y facilidades para mejorar sus capacidades de gestión para que asuman la responsabilidad de desarrollar acciones efectivas contra la desnutrición y la anemia que afecta a los niños y niñas de sus comunidades.  

Es en respuesta a ese reto que el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia, con el apoyo y compromiso del Ministerio de Salud, Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, de la GIZ  y de UNICEF, entre otras importantes organizaciones, ha elaborado un manual para alcaldes y regidores con información sobre la gravedad de la desnutrición y la anemia infantil, cómo combatirlas, lo que deben y pueden hacer los gobiernos locales y cómo acceder a fuentes de financiamiento para implementar políticas municipales contra estos dos graves males que afectan el desarrollo pleno de los niños y niñas. Y en base a su contenido, se ha diseñado un curso gratuito de capacitación vía internet dirigido a las autoridades y funcionarios municipales, el cual se emitirá a partir de la última semana de enero. (Ver www.salgalucapacitacion.com/desnutricioninfantil).

Este manual y este curso online se han elaborado en el marco de la movilización nacional contra la desnutrición y la anemia infantil promovida por el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia, la cual será lanzada oficialmente este 3 de febrero. Movilizarnos todos, autoridades nacionales, regionales y municipales, y la sociedad civil, trabajando juntos para que no haya más niños y niñas que vean afectada su vida por la desnutrición y la anemia, es un imperativo  nacional.  

Esta movilización nacional es el gran reto para este 2015. Esta es una tarea difícil, compleja. Como decíamos, si bien hemos logrado avanzar en los últimos años, los retos pendientes son grandes. Hay que consolidar lo logrado y reforzar la tarea para seguir avanzando.


*Salvador Herencia, miembro del Grupo Directivo de Inversión en la Infancia, director de Salgalú Comunicación & Responsabilidad Social.



IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Calle Los Halcones 249 - Urb. Limatambo, San Isidro. Lima, Perú | 422 - 4241 | contacto@inversionenlainfancia.net