ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
OPINION
Compartir en facebook

Infancia: Entre el “interés público” y el “público interés”

Por: Salvador Herencia

En las últimas semanas han ocurrido hechos de vital importancia para el país, los cuales, sin embargo, no han merecido la atención que su relevancia amerita de parte del Congreso de la Republica, medios de comunicación y otros organismos y sectores. A pesar de la trascendencia de estos hechos para el desarrollo del país, para su presente y su futuro, han quedado opacados en la agenda nacional por una coyuntura informativa que no parece mirar los problemas de fondo del país. 

Las cifras oficiales han revelado recientemente que la anemia infantil se ha incrementado en el país –pasando de 30,7 a 32,9 por ciento entre 2011 y 2012- lo cual representa una alerta de retroceso en relación con la salud de los niños y niñas de nuestro país. Esto nos debería hacer reflexionar sobre lo que está ocurriendo y por qué en un contexto de crecimiento económico y de mayores recursos del Estado, la anemia infantil se incrementa. A pesar de su importancia, esta noticia pasó prácticamente desapercibida.  

Hace unos días se ha informado que solamente el uno por ciento de la población rural tiene acceso a agua de calidad, y cuatro ministros –de Vivienda, Construcción y Saneamiento; Salud; Educación; y Desarrollo e Inclusión Social- se han juntado, por primera vez, para comprometerse, a través del Programa Nacional de Saneamiento Rural, a trabajar conjuntamente en el desarrollo de los servicios de agua y saneamiento en las zonas rurales con un enfoque que tiene como objetivo central defender la salud de la población, especialmente de la infancia. La ministra de Educación, Patricia Salas, llamó la atención sobre la importancia de acelerar este programa, ya que “más del 55 por ciento de las escuelas públicas del país no tienen agua potable”. Este tema no ha merecido la atención del Congreso y la noticia ha ocupado muy poco espacio en los medios.

Y con ocasión del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, se ha recordado que en el Perú, según los datos oficiales, más de 1 millón 600 mil niños, niñas y adolescentes trabajan, muchos de ellos en labores que ponen en riesgo su integridad o que los obliga a abandonar o descuidar sus estudios. La importancia de un debate amplio y abierto sobre este trascendental tema que afecta a tantas familias y niños ha quedado de manifiesto, pero, otra vez, no hubo repercusión ni respuesta. ¿Será que hay que esperar un año más para tratar el tema?   

Son tres hechos fundamentales -entre otros- no solamente para la salud de los niños y niñas, sino para el desarrollo del país. Son tres hechos que revelan datos preocupantes, que nos deberían movilizar a todos. Pero ninguno de estos tres hechos ha merecido la atención, el debate o una repercusión acorde con su importancia por parte de las autoridades políticas, como el Congreso, los medios de comunicación y otros actores sociales, salvo muy pocas excepciones.  

Este aparente desinterés, o falta de una mejor información que incida en la agenda pública de instituciones sociales, de los medios de comunicación y, principalmente, de nuestros congresistas, por temas fundamentales para el país, es preocupante y nos debe llamar a la reflexión, no solo sobre el rol de estas instituciones y de los medios de comunicación en su tarea de informar y educar, sino también acerca del rol que estamos cumpliendo nosotros, como organizaciones de la sociedad civil, para incidir mejor y más efectivamente en la agenda nacional.

Estamos ante una realidad en la cual la opinión pública no suele sintonizar con el interés público. El interés público no va de la mano con el público interés. Es fundamental empatar ambos. Y para lograr eso, es clave el papel de todos los sectores sociales y políticos, y de los medios de comunicación, en abrir espacios de diálogo, de debate y de concertación sobre estos importantes temas que afectan a miles de niños en nuestro país. 

Desde el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia seguiremos insistiendo en colocar en la agenda política, social y mediática los temas realmente importantes para el presente y futuro del país, como los que hemos mencionado, y la importancia de darle prioridad a la inversión en la primera infancia. Esperamos que a esa tarea se sumen todos. Menos frivolidad, menos escandaletes, menos sensacionalismo, y más información y reflexión de fondo, le haría muy bien al país.   


Salvador Herencia, miembro directivo de la Secretaría Técnica del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia y director de Salgalú Comunicación & Responsabilidad Social.  

IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Calle Los Halcones 249 - Urb. Limatambo, San Isidro. Lima, Perú | 422 - 4241 | contacto@inversionenlainfancia.net