ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
OPINION
Compartir en facebook

Cómo acelerar la lucha contra la desnutrición infantil y la anemia en el Perú

Por: Salomón Lerner Ghitis

De acuerdo a la última Encuesta Demográfica y de Salud Familiar – ENDES 2012, la desnutrición infantil ha disminuido en el último año. Sin embargo, no se ha superado la meta de una reducción anual del 2%. Lo más resaltante es el aumento de la anemia, hecho que nos debe llamar a la reflexión poderosamente. El Gobierno Central, pasando por los Gobiernos Regionales y Municipales debe implementar algunas dinámicas con el fin de que el dinero que se destina a estos fines sea realmente ejecutado. En ello hay que integrar a la familia y a la escuela en los trabajos de alimentación adecuados y de condiciones mínimas sanitarias para el desarrollo de la futura vida del infante.

Sería muy importante conseguir escoltas que monitoreen el gasto de inversión pública, especialmente en las áreas de salud, programas sociales y educación. Para ello es fundamental una política descentralista en lo que se refiere no solamente a la rapidez en la transferencia del dinero sino en continuar la ruta del mismo en los Gobiernos Regionales y Municipales. No debemos aceptar que hoy, en el mes de junio, ya se pretenda indicarnos que entre un 20% y 30% de la inversión pública no se va a poder utilizar durante el transcurso del año 2013. De acuerdo a las estadísticas recibidas por la última ENDES 2012, la desnutrición infantil y la anemia se presentan en mayor porcentaje en las zonas rurales.

Regiones como Huancavelica, Puno, Loreto, Cajamarca, Apurímac y Pasco son zonas en las que se registran los mayores índices de desnutrición y anemia en los niños de la poblaciones rurales. De ahí que, en especial, tenemos que llegar a los lugares más alejados donde existan estos altos porcentajes a través de una conectividad por vía terrestre, hidrovías, etc.

A pesar de los niveles de crecimiento macroeconómico, la brecha de desigualdad se hace más notoria y no se puede pretender lograr un mejor nivel educativo cuando no se ha logrado vencer la desnutrición y la anemia.

Es imposible que un niño pueda desarrollar sus niveles a plenitud si se mantienen estos índices.

La educación y la salud, aun cuando suene a perogrullo se encuentran directa y totalmente relacionadas. No solamente es menester focalizar el área de mayor deterioro sino implementar soluciones integrales y universales para conseguir resultados que efectivamente derroten la desnutrición y la anemia en el Perú.


Salomón Lerner Ghitis, ex primer ministro de la República y miembro del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia

IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Calle Los Halcones 249 - Urb. Limatambo, San Isidro. Lima, Perú | 422 - 4241 | contacto@inversionenlainfancia.net