ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
OPINION
Compartir en facebook

EDUC – ACCIÓN V/S EDUCACIÓN

Nuestro país es megadiverso tanto cultural como lingüísticamente, al mismo tiempo de ser multidiscursivo y retórico. Esto último se refleja en las constantes promesas electorales de nuestros políticos, que aun no migran del plano reflexivo al plano de la acción, es así que la educación no solo fue, sino que actualmente es, un discurso político no cumplido. Quizá nuestra cultura de escuchar promesas a diario nos ha convertido en actores pasivos, al mismo tiempo de alejarnos de lo realmente importante: los niños y niñas. La educación hoy se ha convertido en una forma de ganar adeptos, también forma parte de la oferta electoral de nuestros gobernantes. Es una de las alternativas de superar la pobreza, cuanto un pueblo tiene más conocimiento es difícil que éste sea manipulado. Nuestros gobernantes tienen la misión urgente de migrar de posturas discursivas a posturas de acción.

Tenemos múltiples diagnósticos, líneas de base y puntos de referencia de la realidad que evidencian una problemática en educación que ha generado un conjunto de políticas educativas prioritarias, a las cuales todos deberían dirigirse de manera articulada e integral. Estas políticas están centradas en la primera infancia, los aprendizajes interculturales bilingües, las familias saludables, producción y emprendimiento, talentos científicos y deportivos y, por último, en una sociedad educadora potenciada por estrategias transversales, como el fortalecimiento de capacidades, sistemas de monitoreo, soporte comunicacional y rendición de cuentas a nivel de productos. Por lo tanto, éstas deberían ser las directrices que orienten la ejecución de proyectos de inversión pública en educación, aspecto aun no explorado en nuestro país, a no ser por las aisladas experiencias que se desarrollan en las regiones de Cusco, Tacna, Ayacucho y San Martín.
 
Entonces, nuestros líderes y políticos deben iniciar la construcción de proyectos de inversión pública para la EDUC – ACCIÓN (educación con acción) y no solo en educación. Existe una propuesta compuesta por tres procesos líquidos (procesos flexibles, no sólidos ni rígidos): la reflexión, la proyección y la acción; es momento de trascender a nivel de ráfaga en los tres procesos. Las nuevas prácticas educativas nacionales de las ONG nos demuestran que es factible diseñar, ejecutar y transferir proyectos de inversión pública centrados en los aprendizajes. Estas apuestas por la EDUC – ACCIÓN no son nuevas ni imposibles de ejecutar si las personas se cambian el chip mental del fierro y cemento y se colocan otro del desarrollo humano, cultural y social.

Este nuevo paradigma nos permitirá redefinir nuestros conceptos y recrear nuestras formas de intervención en la sociedad, partiendo de nuestra identidad local para construir una identidad “glocal” (local y global). Los claros ejemplos de cambio y transformación que se han dado en educación en los últimos años tienen como principal norte la infraestructura y el equipamiento, muchas veces descontextualizados de la realidad y en otros casos con propuestas creadas en gabinete y sin ningún criterio de pertinencia cultural, lo que genera  grandes desencuentros con la ruralidad. Ruralidad hasta la fecha no atendida, ni en la acción ni en la reflexión.            


Arturo Ferro, licenciado en educación y consultor en desarrollo social  

IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Av. Javier Prado Oeste 1586 ofc. 201 San Isidro. Lima, Perú | 422-4241/222-0919 | contacto@inversionenlainfancia.net