ÍNDICE
Comparta sus comentarios
Links que vale la pena visitar
NOTICIA
Compartir en facebook

Ayacucho es una de las regiones con mayor déficit en atención a la infancia

Niños de Ayacucho

Ayacucho es la cuarta región del país con el mayor nivel de desnutrición crónica infantil. También es una de las regiones del país con mayor déficit en cobertura de educación inicial. Presentamos un informe sobre la situación de la primera infancia en las ocho provincias y 49 distritos que forman la Red de Municipios y Comunidades Saludables de Ayacucho, que se ha formado para trabajar conjuntamente para mejorar la situación de la primera infancia en esta región.   

El 35,3 por ciento de los niños menores de cinco años que viven en Ayacucho, es decir 29,297 niños, padecen de desnutrición crónica. El promedio nacional es de 19,5 por ciento. En las ocho provincias de Ayacucho que forman la Red de Municipios y Comunidades Saludables de esta región, la desnutrición crónica infantil afecta a más del 40 por ciento de los niños menores de cinco años. En estas ocho provincias son más de 23,800 los niños con desnutrición.

De las ocho provincias ayacuchanas que son parte de la Red de Municipios y Comunidades Saludables, la provincia con el mayor índice de desnutrición crónica infantil es Huanta, con un 42 por ciento, lo que significa que hay más de 5,500 niños menores de cinco años que sufren desnutrición. Y la provincia con el menor índice de desnutrición infantil es Sucre, con 40,9 por ciento, que son 618 niños. La provincia que tiene la mayor cantidad de niños con desnutrición crónica es Huamanga, con 11,373 niños menores de cinco años, el 41 por ciento del total. Le sigue Huanta.

Desnutrición por distritos

A nivel distrital, los distritos con mayor nivel de desnutrición crónica infantil son Sara Sara, en la provincia de Paucar de Sara Sara, con 44,5 por ciento, que son 101 niños menores de cinco años; y Lucanas, en la provincia del mismo nombre, con 44,3 por ciento, es decir 192 niños. Y los distritos que tienen el menor índice de desnutrición crónica infantil son Chilcayoc, en Sucre, con 39 por ciento, que son 26 niños; y Saisa, en Lucanas, con 39,3 por ciento y 22 niños.

Si bien los porcentajes de desnutrición crónica infantil son elevados, la cantidad de niños con desnutrición en muchos distritos es relativamente baja, lo que hace que sea posible erradicar la desnutrición infantil detectando a cada niño que sufre desnutrición para atenderlo.

Así, además de Saisa y Chilcayoc, donde la desnutrición afecta a 22 y 26 niños, respectivamente, en distritos como San Javier de Alpabamba, en la provincia de Paucar del Sara Sara, son solamente 16 los niños menores de cinco años los que sufren de desnutrición crónica, aunque porcentualmente esto representa el 43,5 por ciento; y en el distrito de Santa Ana de Huaycahuacho, en Lucanas, son 26 los niños con desnutrición, que representan el 42,3 por ciento.

En el otro extremo, los distritos con el mayor volumen de niños menores de cinco años con desnutrición crónica son Vinchos, en la provincia de Huamanga, con 1,089 niños, y Tambo, en La Mar, con 1,003 niños con desnutrición, lo que representa el 41,4 y el 43,6 por ciento del total de niños de de cada uno de estos distritos, respectivamente.

Acceso a educación inicial

El déficit de acceso a educación inicial de los niños de 3 a 5 años en las ocho provincias de la Red de Municipios y Comunidades Saludables de Ayacucho, va desde el 67 por ciento hasta el 35 por ciento. Las provincias con el menor acceso a educación inicial son Huanta, con un déficit de 67,1 por ciento, lo que significa que 5 mil 111 niños de 3 a 5 años no recibe educación inicial; Vilcashuaman, con 63,6 por ciento, que son 1,073 niños; y Huamanga, con 61,3 por ciento, es decir 11,373 niños entre 3 y 5 años que están al margen del sistema educativo. Huamanga y Huanta son las provincias con la mayor cantidad de niños que no reciben educación inicial.

Las provincias con el menor déficit de cobertura de educación inicial son Sucre, con 35 por ciento de niños al margen de la educación inicial, Paucar del Sara Sara con 41 por ciento, y Parinacochas, con 41,9 por ciento. Paucar del Sara Sara y Sucre también son las provincias con la menor cantidad de niños que no reciben educación inicial: 295 y 317 niños, respectivamente.

Los distritos con mayor déficit de acceso a educación inicial son Acocro y Acosvinchos, ambos de la provincia de Huamanga, con un déficit de 81,8 y 81,1 por ciento. Luego viene San Javier de Alpabamba, en Paucar del Sara Sara, donde el 81 por ciento de los niños no recibe educación inicial.

Si vemos la cantidad de niños que no tienen acceso a educación inicial, es el distrito de Vinchos, en Huamanga, con 1,048 niños, el 73,5 por ciento del total de niños de 3 a 5 años, el que tiene la mayor cantidad de niños al margen de la educación inicial. Le siguen Tambo, en La Mar, con  1,008 niños, el 76,5 por ciento; Acocro, en Huamanga, con 693 niños, el 81,8 por ciento; y Santa Rosa, en La Mar, con 690 niños sin acceso a educación inicial, el 78,7 por ciento.

Los distritos con el menor déficit en educación inicial son Chilcaoyoc, en Sucre, con 17,6 por ciento, y Sara Sara, en Paucar del Sara Sara, con 21,3 por ciento. Chilcayoc también es el distrito de esta red con la menor cantidad de niños que no tienen acceso a educación inicial: solamente seis niños. Luego vienen los distritos de Saisa y Santa Ana de Huaycahuacho, ambos en Lucanas, con 10 niños sin educación inicial, que son el 26,3 y el 29,4 por ciento, respectivamente, y Sara Sara, con 13 niños al margen de la educación inicial. Esto nos revela que en estos distritos, y en otros, es posible lograr en el corto plazo que todos los niños asistan a educación inicial.

Derecho a la identidad 

En el caso del derecho a la identidad, la provincia con mayor déficit es Huanta, con 6,8 por ciento de niños menores de 6 años sin partida de nacimiento, que son 956 niños. Y la provincia con el menor déficit es Cangallo, con 1,9 por ciento, es decir 92 niños sin partida de nacimiento.

La provincia con la mayor cantidad de niños sin partida de nacimiento es Huamanga, donde hay 1,174 niños que no han sido registrados luego de su nacimiento. Y la provincia con el menor número de niños sin derecho a identidad es Sucre, con 45 niños, que son el 2,7 por ciento, que no tienen partida de nacimiento.

El distrito con mayor déficit porcentual de niños sin partida de nacimiento es San Javier de Alpabamba, en Paucar del Sara Sara, con un 11 por ciento de los niños que no han sido registrados, pero que son solamente cuatro niños. El distrito que tiene la mayor cantidad de niños que no han sido registrados es Santa Rosa, en La Mar, con 88 niños, que es el 5 por ciento.

Estos datos revelan que en cada distrito la cantidad de niños que no han sido registrados luego de su nacimiento y que, por lo tanto, no tienen partida de nacimiento ni DNI y no existen para el Estado y los programas sociales, es una cifra manejable para lograr que se cumpla el objetivo de que todos los niños accedan a una partida de nacimiento y al derecho a la identidad. 

IR AL ÍNDICE

inversión en la infancia Bernard Van Leer Foundation Salgalú fundación telefónica
Av. Santa Cruz 1520-Miraflores | 422-4241/422-4380 | contacto@inversionenlainfancia.net